Ir arriba

Comentarios (58)

Jonás Barnisticol | 30.11.2020
Buenas tardes, no había leído esta columna, me intereso y bastante, puedo comentar que soy un consumidor de cannabis (recreativa) desde hace 17 años, no me enorgullece, pero mi opinión personal es en base a mi experiencia, termine mi carrera, tengo familia y he logrado ser un aporte a la sociedad y a mi país, si bien los estudios mencionados tiene una base científica o medica, encuentro que no es necesario estigmatizar a las personas que buscan en la cannabis encontrar una cura a sus dolencias o enfermedades. Ya que los drogadictos como yo, No queremos convencer al resto de que nos sigan, solo que no se los criminalice por nuestras decisiones.
obaniel | 21.10.2019
Me parece una falta de respeto ala comunidad cientifica que intenten invalidar algo que es sabido que si funciona, si bien el cannabis no es la planta magica todopoderosa, no es menos cierto que si ayuda a palear los male stares mas comunes mejor que muchos costosos y aveces ineficaces medicamentos , cada vez mas medicos afirman que el cannabis si funciona a excepcion de esos supuestos científicos pagados por las farmacéuticas y el gobierno de derecha que sacan concluciones basadas ene studios mal hechos y carentes de pruebas firmes ,para desacreditar algo que esta comprobado que ayuda.
Danny L | 19.07.2019
Leo este articulo y muchos de los comentarios ,anti y a favor.¡¡No puedo creer que sean de este año.!! Solo quiero preguntar al columnista y a todos los cientificos opinadores si conocen el Sativex,que me expliquen cual es su uso y de donde se sintetiza,tambien si esta aprobado por la FDA. Claro en EE.UU el pais mas consumidor de drogas del mundo,creo que deben faltar estudios todavia?? Realmente deberian eliminar tanto el articulo como los comentarios ,no son de esta epoca. Les recuerdo a los medicos que en EE.UU la droga sintetizada del opio,llamada Oxicontin esta matando mas gente que la Heroina. El opio era y es natural lo usaba mi Nona en Italia.En veneno lo transformo la BAYER. Osea esta droga tiene reales consecuencias para la salud publica, pero es legal¡¡ Todo es un negocio. La gente debe ser libre de hacer lo que le ayude a resolver sus dolencias o no.....Lo demas es comercio puro y duro. Y en America Latina siempre con los prejuicios y el atraso social,que perjudica a los mas debiles y pobres victimas, el pueblo.
Edi | 18.07.2019
En los comentarios se nota y avergüenza la mucha falta de comprensión de lectura, o que no se toman la molestia de leer, investigar un poquito la fuente y comprender antes de opinar ... Se nota el daño, se nota el daño neuronal. Tan todos cagados.
Carlos Riveros | 09.07.2019
Escribo con la sensación de responsabilidad que tengo, como activista cannábico, de plantear interrogantes que nacen al alero de la publicación del Dr Gabriel Rada. Parto por concordar con el profesional en los aspectos sobre la variación en la concentración de las distintas sustancias producidas por el cannabis entre cepa y cepa, y para cuyo dato no se necesita mayor análisis. ¿Cómo corregir esta variable? Cualquier cannabicultor podría responder a esa pregunta. En segundo lugar, se refiere a la dificultad en la extracción de los compuestos activos y califica como extremadamente complejo el proceso de producción de aceites y otras preparaciones. Quisiera detenerme en este punto para aclarar que, de todas las sustancias producidas por esta planta, solo los cannabinoides son de producción exclusiva del género Cannabis y en cuya forma natural en la planta, es decir carboxilados, no tienen efecto psicoactivo, más sí, terapéutico. Ahora bien, una vez aclarado que las sustancias generadas por la planta no son solo cannabinoides, podemos decir que sustancias como terpenos y flavonoides, entre otros, (que agregan propiedades organolépticas, y dicho sea de paso también poseen propiedades farmacológicas) son producidos por el 100% de los alimentos vegetales que consumimos diariamente. Para seguir con la idea inicial, referida a la alta complejidad para elaborar aceites y otro tipo de productos que tengan un valor terapéutico, (si es que lo tienen según este artículo), debo informar que existe bastante literatura orientada a la obtención de extractos puros de resina, como de productos elaborados en base a extracciones en solventes lipídicos y orgánicos. No me quiero detener en este punto porque es demasiado paño que cortar, pero al mismo tiempo invito a informarse a quien tenga el interés de hacer las cosas de manera responsable. Continuamos con la referencia que se hace al Centro de Análisis de la Dirección de Control de Drogas de Carabineros y cito: “…estudió diferentes muestras recolectadas en tiendas grow shop estableciendo que ninguna de las muestras analizadas presentaba compuestos derivados de cannabis” El autor cita a un reportaje de Radio BíoBío sobre la conocida estafa de la venta de aceites de semilla o, lisa y llanamente, solo aceite de oliva como aceite de cannabis. En cuyo caso no le resta mérito alguno al potencial terapéutico de la planta. El autor menciona supuestos efectos adversos que incluyen trastornos mentales, daño cerebral y problemas cognitivos que señala como la mayor recopilación de efectos adversos de acuerdo a un estudio de revisión sistemática, realizado por Fiona Clement, PhD de la Universidad de Caglary en Alberta, Canadá. Dicho estudio destaca que se trata de una revisión general de la bibliografía disponible, siguiendo criterios específicos de búsqueda asociando los términos marihuana, pot y cannabis entre otros, con daños específicos a la salud. En un universo que abarca las centenas de miles de publicaciones, disponibles en bases de datos de evidencia clínica, médica y científica, se identificaron 731 resúmenes, de los cuales 195 procedieron a la revisión de texto completo. Se incluyeron 68 revisiones sistemáticas en el conjunto final de datos. En donde también se especifica que la razón más común para la exclusión, fue la falta de información sobre un efecto o daño en la salud. Todos se publicaron entre 1997 y 2017. La revisión más reciente se realizó en 2015. De aquellas 68 revisiones la evidencia de daño se reportó en 62, de las cuales 20 no tienen resultados concluyentes. En dicha columna el autor atribuye efectos beneficiosos al efecto placebo y, más aún, a enfermedades que mejoran de manera espontánea total o parcialmente. Trato de no ser quisquilloso y caer en el argumento emocional, sobre todo después de conocer in situ a pacientes crónicos que han visto una mejoría en su calidad de vida con el uso de esta planta, con el conocimiento de que no encontraran una “mejoría espontanea” a sus afecciones. Considero que de más esta decir que tal afirmación me parece por lo menos desafortunada. Se menciona también que el Ensayo Controlado Aleatorizado (ECA) es el procedimiento científico que deja más certezas en lo que se refiere a pruebas de efectividad terapéutica de cualquier fármaco, que lo hace imprescindible para la industria para poder determinar el potencial terapéutico de cualquier sustancia. Dicho requisito fue tomado en cuenta para un estudio de revisión sistemática que consiste en la recopilación y síntesis realizado por Fundación Epistemonikos, en donde de 21.061 estudios potencialmente elegibles, se incluyeron 777 estudios cuyos contenidos fueron sintetizados y reanalizados con un método desarrollado por Fundación Epistemonikos llamada Living Frisbee, que utiliza técnicas y metodología Grade, en cuyo caso es el autor quien realiza una programación de prioridades en la formulación de preguntas. Dicha recopilación se realiza en bases de datos de uso común dentro de la práctica investigativa médica y, en este caso en particular, se utilizaron Medline y Embase. Quiero referirme a estas dos bases de datos en específico y voy a citar un estudio realizado por la Universidad de Ciencias Médicas de Holguin y el Centro de Información de Ciencias Médicas de La Habana, ambas en Cuba, en relación a los métodos de recopilación en bases de datos de evidencia médica: “Es muy importante comprender que la cobertura de títulos y la retrospectividad del procesamiento de la literatura en una base de datos no son los únicos aspectos de importancia para su evaluación, porque algunos elementos —como la profundidad de la indización mediante vocabularios controlados y la existencia de interfaces de búsqueda diseñadas de acuerdo con las particularidades del contenido temático de la base y las necesidades de sus usuarios, como sucede con PubMed (MEDLINE) y Embase, que presentan interfaces elaboradas “a la medida” de las necesidades de la búsqueda de la información biomédica, clínica y de salud— son factores importantes para aumentar la precisión de los resultados de una exploración bibliográfica.” Debo entender que la amplísima variedad de estudios en todo el mundo, da lugar a la necesidad de utilizar herramientas técnicas que faciliten la recopilación y el análisis de resultados para una mejor evaluación. Lo que queda en la nebulosa es que dichas recopilaciones se hacen cargo del análisis solo de los resultados, sin tomar en cuenta la forma en como estos se obtuvieron. No es mi intención desestimar dichos estudios, sino su aplicabilidad en este caso en particular. Me explico. Antes debo aclarar que gran parte de la investigación relacionada a fármacos se traduce en la síntesis de compuestos sintéticos que son sometidos a pruebas de campo como el ECA uno a la vez para poder discernir sobre sus efectos de manera empírica, controlando la mayor cantidad de variables. La industria de la biotecnología y farmacéutica ya ha generado y sometido tanto cannabinoides sintéticos como naturales a pruebas de campo. Destaca el trabajo del Dr Ethan Russo, neurólogo e investigador en psicofarmacologia, fue asesor médico en ensayos clínicos del ya conocido Sativex® (cannabinoide sintético registrado en 25 países, y de Epidiolex® (fármaco cannabinoide aprobado por la FDA) con resultados que en todo momento pueden ser sometidos a análisis, lo que es de facto discutible. Ahora, lo que no menciona dicho artículo y es contraproducente a la hora de analizar los efectos terapéuticos del cannabis con la herramientas tecnológicas de análisis a disposición, es una clara tendencia a mejores resultados clínicos de extractos artesanales que incluyen gran parte de la batería de compuestos presentes en la planta. Se estima la hipótesis que, de alguna manera, las sustancias de la planta equilibran y modulan su comportamiento farmacológico unos a otros y eso es hasta ahora materia de estudio. Concluyo con el sinsabor que deja la publicación de información tendenciosa, aludiendo a argumentos técnicos que hacen vista ciega a las limitantes de dichos criterios, sin hacerse cargo de la evidencia estadística en los índices de consumo en países como Holanda, cuyos resultados son conocidos y poco estimados por tendencias prohibicionistas. Hago un llamado a nuestras autoridades a asumir que la política de drogas está obsoleta, que tenemos el deber de mirar el consumo de cannabis como un asunto de salud y no penal, puesto que en este momento no tenemos una idea clara de que es, en términos médicos, un consumo problemático. Démonos la oportunidad de hacer investigación con métodos que tomen en cuenta factores tan subjetivos como el dolor y como este desencadena decenas de males derivados del stress que provoca. Ciertamente no tengo las respuestas a estas últimas interrogantes y pongo mi fe en la comunidad científica para resolver el modo. Para lograr dicho objetivo debemos darnos una oportunidad de asumir esta responsabilidad.
Karen | 28.06.2019
Pésimo ... No lo terminé de leer ,,, Q desinformación tan absurda...
MatiasS | 06.05.2019
Que vergüenza ciperchile
felipe | 30.04.2019
Cada dia peor informados y mas vendidos.... se dejaron abrazar por los dineros negros
Pamela | 07.04.2019
Excelente articulo con fundamentos asociados a revisiones sistematicas de publicaciones cientificas. Felicitaciones Ciper. La decision es individual, y para ello hay que informarse con flexibilidad. No es correcto tomar una postura sin tener todo el conocimiento. Gracias por ilustrar a todos aun cuando no todos esten dispuestos a abrirse a 'otra evidencia'.
Marcos Ramírez | 30.03.2019
estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Soy médico y un familiar cercano abrió un grow shop y estuve “obligado” a buscar evidencia sobre el uso medicinal de la marihuana. Si bien hay artículos pequeños y antiguos que dicen que sería beneficiosa en algunas patologías, meta-análisis más nuevos (y con un número mucho mayor de pacientes) los desmienten. Por ejemplo ese artículo que citó más arriba el amigo Matias del 2014 que menciona un posible efecto beneficioso en mejorar la espasticidad de la esclerosis múltiple, ha sido ampliamente contradecido y hoy se sabe que no sirve para tratar ninguna enfermedad neurológica.¿epilepsia? pff, tómenle un electroencefalograma de control a un paciente tratado con esos aceites. Las crisis siguen presentes y no disminuyen. Puede tener efecto sólo en los movimientos. Nadie niega que pueda disminuir el dolor, pero no es mejor que tomarse un paracetamol o un AINE común y corriente. Al igual como lo hace la amapola de la cual se extrae el opio que menciona el artículo. Disfrazar una adiccion o uso recreacional con uso terapéutico es para justificarse de forma absurda, mejor digamos que nos gusta fumar pito poque sí y punto, es más auténtico, y ojalá no caer en ese pequeño porcentaje de pacientes que presentan graves e irreversibles efectos adversos.
Macarena | 29.03.2019
Mi opinión es que aquí se mezclan dos temas distintos: en primer lugar la decisión que tomemos como sociedad de legalizar la marihuana para su uso recreativo, y dos, atribuirle propiedades medicinales, y hasta milagrosas, a algo que claramente la ciencia no ha demostrado.
Matias | 29.03.2019
Me parece extraño que todos los comentarios a favor de la columna estén escritos por personas sin apellidos (tal como yo) y tan bien escritos. Es como si les hubiesen dicho que viniesen a defender o si fuesen bots. Por otro lado, hay estudios que dicen lo contrario, como por ejemplo este: https://n.neurology.org/content/82/17/1556.short
Fernando | 28.03.2019
Imagino como se debe se sentir el autor de la columna, recopilar varios cientos de estudios, supongo que por bastante tiempo, luego analizar junto al equipo cada uno de los resultados, luego "bajarlos" al nivel de explicar con peras y manzanas para que todos podemos entenderlo utilizando gráficos súper explicativos, para que luego un montón de personas que poco y nada saben de revisiones sistemáticas o tratamiento de bases de datos desacrediten un estudio serio y responsable. Sin tener la más mínima idea de lo que hablan estos personajes despotrican contra Ciper el cual sin lugar a dudas es de los pocos medios de información confiables que nos van quedando, inventando que la industria farmacéutica...., que la Universidad Católica....., que no se quien puso las lucas.......La esperanza que nos queda es que los "honorables e iluminados" que finalmente tomarán la decisión sobre legislar este tema, lo hagan considerando la información más actualizada y de calidad posible.
Sandra | 28.03.2019
Que pena que ciper publique esto. Llego a pensar que hay fuertes donaciones involucradas. Partiendo de la base que googliando al Dr. Rada aparece que trabaja en el Hospital de la Universidad Católica. Cuec. Seguro iba a estar a favor de métodos alternativos de medicina. Ojo Ciper. Lean los comentarios y verán lo que producen en sus lectores. Por unas lucas podemos perder el único medio confiable de información. Una lástima. NOTA DE LA REDACCIÓN: Sandra, usted tiene todo el derecho a no estar de acuerdo con el contenido o las ideas de un determinado reportaje o columna publicada en Ciper; pero eso se rebate con ideas y argumentos. Para eso hemos luchado tanto y muchos dieron su vida: para ganar espacios en donde la libertad y la democracia nos permitan debatir sin censura, reflexionar y avanzar en políticas que mejoren la calidad de la vida de los chilenos. Lo que no es correcto es que por disentir de una determinada columna, usted se permita decir que esta publicación está determinada "por fuertes donaciones involucradas", a lo que agrega "por unas lucas...". ¡Qué falta de respeto! Si fuera por recibir aportes a cambio de impunidad es evidente que hay interesados mucho más poderosos que los que se tocan en este tema. Partiendo por los intereses de la industria farmaceútica, los que por cierto hemos investigado y develado en nuestros reportajes. ¿Las ha leído? Lo dudo. También hemos leído los comentarios que estas dos columnas -y muchas otras- provocan en nuestros lectores. ¿En qué burbuja cree que vivimos? Los comentarios y los cientos de correos que nos llegan a diario son leídos por los periodistas de este equipo, una tarea que yo también realizo a diario. Aquí no hay secretarias ni junior. Sus palabras y descalificaciones reflejan una forma poco sana y menos democrática de enfrentar a quienes disienten de sus ideas y convicciones. Tanto como descalificar a un médico por el solo hecho de trabajar en la Universidad Católica. Este es una tema de salud pública que merece ser discutido con altura y conocimientos. Eso es lo que hacemos con este tema y otros relevantes para la vida de los chilenos: abrir nuestras páginas para confrontar ideas. CIPER tiene sus finanzas bastante escuálidas abiertas al conocimiento de todos sus lectores y de todos quienes quieran saberlo. Es evidente que usted ni siquiera se ha dado el trabajo de buscar en nuestra página esa información. Juntamos fondos con mucha dificultad y subsistimos gracias al aporte de cientos de lectores que confían en lo que hemos entregado en 12 años de vida: un trabajo riguroso e independiente, sin censuras ni anteojeras ni favoritismos políticos. Tampoco somos activistas, somos solo periodistas. Nuestro único propósito es aportar modestamente a profundizar esta democracia que se muestra a veces tan imperfecta. Nunca hemos recibido aportes o donaciones que condicionen nuestra línea editorial. Y de eso nos sentimos orgullosos. Tenga respeto por favor por quienes trabajan en CIPER. Mónica González
JR | 27.03.2019
a mi personalmente, el consumir a diario cannabis por decenas de años no ha sido impedimento alguno para el desarrollo de mi carrera, el administrar mi empresa, enfrentarme a proveedores y clientes de todo tipo, tener un buen pasar, hacer deporte y llevar una vida sana llena de salud y armonia. Historias de terror contadas arriba, no las conozco, ya que para mi el convivir con canabis ha sido un exito total. saludos.
JOSE GUZMAN | 27.03.2019
Estimados miembros de Ciper. Ustedes merecen toda el reconocimiento por todas sus investigaciones periodísticas. Ello por que hasta ahora se orientaban a decir la verdad cueste lo que cueste. Y colaborar por supuesto con las personas e instituciones que están por una vida mejor, desde lo solidario, social, comunitario y ético. El mundo científico verdadero ha reconocido el tremendo peligro que representa el capitalismo para nuestra civilización, humanidad y planeta. ¿por qué difundir columnas que usan la post verdad para seguir engañando a las personas?
Guillermo | 27.03.2019
amarillista y tendencioso, el articulo habla de que se han recabado información de distintas paginas científicas, la Fundación Epistemonikos solo recoge información solo de 10 paginas de internet, de ninguna universidad ni revista científica relevante, la persona que escribe el articulo es fundador y asociado de la Fundación Epistemonikos, El articulo habla de: medicinal= beneficios mayores que los riesgos Los corticoides se ocupan en la medicina y sus riesgos son mucho mayores que beneficios como por ejemplo: gastritis, defectos en los depósitos de calcio en los huesos, cúmulos de grasa corporal, atrofias cutáneas, telangiectasias, estrías y cuadros cutáneos acneiformes o efectos sistémicos por absorción del corticoide. eso si entramos en comparaciones.....................................
Beatriz Zavala | 26.03.2019
Excelente columna. Más claro que echarle agua. Si quiere fumar y creer que es “sano” no lo esconda detrás de supuestos beneficios que no existen. Fake news, teorías de conspiración y “mi vecina me dijo” no superan a la evidencia médica con estudios serios. (Palear es mover algo con pala, paliar es hacer más soportable algo dañino)
Marcos | 26.03.2019
El título amarillista que se seleccionó no refleja precisamente lo que se expresa en el texto. Una columna de opinión, cuyo propósito comunicativo es persuadir a una audiencia sobre un punto de vista de vista que se plantea, debe contener argumentos, sean estos del tipo lógico o dialéctico. Declarar que ustedes han realizado "la mayor recopilación de efectos adversos" es caer en la arrogancia (pseudo)científica. ¿Qué tipo de metaanálisis realizaron?, ¿qué método estadístico utilizaron?, ¿cuáles son y dónde se pueden revisar los estadísticos que reflejan la representatividad y significancia de los resultados del metaanálisis?, ¿en qué revista de alto impacto (Q1 o Q2) se publicaron los resultados del dicho análisis?. Son solo algunas de las preguntas que se realiza un público serio e informado. Lo que ustedes hacen es mas bien utilizar como argumentos el caso del alcohol y del tabaco, poniendo al mismo nivel el caso de la cannabis. Ustedes arguyen que "no existe ninguna condición en la cual los beneficios del uso de cannabis o productos derivados sean superiores a sus efectos adversos y riesgos". En dicha aseveración queda de manifiesto la poca seriedad de su análisis. Cualquier investigación científica seria reconoce su objeto de estudio y método. ¿Qué quieren abordar específicamente?, ¿los efectos de la cannabis o de los productos derivados?, ¿en qué tipo de población?. ¿A qué componentes de la cannabis se refieren específicamente, CBD o THC?, ¿Considera su estudio el sistema endocannabinoide del cerebro, receptores CBD1, CBD2?, ¿qué dice la literatura especializada sobre aquello?. Por lo tanto, su "estudio" solo deja mayores dudas respecto del tema y su planteamiento es ideológico y no científico. Todos concordamos en que se necesita mayor evidencia empírica sobre los efectos a corto, mediano y largo plazo del uso de cannabis en poblaciones heterogéneas. A partir de ello se podrán plantear policías públicas sobre las implicancias de su uso sobre la neurocognición y bienestar individual y social. Los editores de este tipo de columnas debiesen ser un poco más críticos al aceptar "opiniones" de supuestas voces autorizadas porque así se confunde a la opinión pública y se demoniza un tema que requiere ser abordado con seriedad y sin sesgos, de ningún tipo. Solo para ampliar la discusión, dejo algunas referencias de publicaciones en revistas especializadas e indizadas. https://www.nature.com/articles/npp201058 https://www.researchgate.net/profile/Zack_Cernovsky/publication/331556930_Case_Studies_of_Analgesic_Cannabinoid_Use_by_Persons_with_Chronic_Pain_from_Car_Accidents/links/5c7ffa4f299bf1268d404033/Case-Studies-of-Analgesic-Cannabinoid-Use-by-Persons-with-Chronic-Pain-from-Car-Accidents.pdf https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0920121118306107 https://harmreductionjournal.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12954-019-0278-6 https://www.clinexprheumatol.org/article.asp?a=12265 https://link.springer.com/article/10.1007/s00406-019-00984-4
Javier | 25.03.2019
Soy consumidor de Cannabis desde los 15 años. Siempre intenté encontrar un argumento para mi consumo. Siempre he creído que no me hace mal. Hace 10 años realicé un trabajo para mi carrera de psicología sobre "La Posibilidad de Legalizar la Marihuana por sus efectos Medicinales". En dicho trabajo me encontré con la sorpresa que muchos casos de mejoría en algunos trastornos eran aleatorios, con efectos positivos en algunos y negativos en otros. Eso me hizo darme cuenta que muchas veces buscamos encontrar un sentido para algo que hacemos, eliminando la posibilidad de duda o adversidad. Nuestra conclusión fue que "No se puede Legalizar un compuesto para uso Medicinal si no hay un estudio sistemático y profundo sobre todas las variables que generan el modo de consumo y los compuestos específicos, ya que no existe hasta la fecha (2009, año en que hicimos el trabajo) indicadores teóricos ni empíricos que reflejen la verdadera capacidad medicinal de la Cannabis." ¿Dónde está lo grave en la campaña de legalizar y normalizar la MJ?, en que los niños y adolescentes utilizan un argumento que aún no es válido en términos generales, por lo tanto con ello le dan sentido a su consumo "recreativo". Creo que lo más honesto es señalar que "Los adultos que deseen consumir Cannabis para uso recreativo o consideren que tiene efectos positivos para su salud, lo podrán hacer bajo determinados proceso normados y haciéndose cargo de los efectos nocivos que pueda tener, básicamente a nivel neurológico". Y si algún día los componentes que puedan tener efectos positivos en algunas enfermedades se logra sintetizar, no será necesario "cultivar con fines medicinales". Otra cosa es la industria farmacológica que nos tiene más enfermos con sus remedios. No es sabio confundir la crítica que se hace a la imagen benevolente creada en torno a la cannabis con una conspiración internacional a favor de los medicamentos. Y esto lo digo con casi 30 años de consumo personal recreativo. Lo demás es Mecanismo de Defensa: Negación.
Ricardo | 24.03.2019
Esa revisión sistemática que menciona es meter los datos a la juguera sin separar los estudios clínicos de los no clínicos. Además es sabido que cuando le han solicitado los resultados de dicho análisis nunca los envían, lo que es poco transparente y muy conveniente.
Cecilia | 24.03.2019
Cuando la principal detractora de la canabis medicinal es la psiquiatría, aludiendo a la ciencia...estamos mal. Veamos antes la ciencia detrás de la psiquiatría. Qué ciencia avala la psiquiatría? Solo la farmacéutica. No existe fisiopatología ni ciencia dura tras las "enfermedades mentales". Solo lobby farmacéutico. No contemos cómo se llega a diagnósticos o cómo se define lo patológico en salud mental: convención de votos de "expertos"... Algo no cuadra.
Carla | 24.03.2019
Me gustaria saber si Ciper podria hacer una investigación seria eso si de los efectos dañinos que arrastra psicotropicos legales que consumimos como tal es el caso de Zoplicona ... es sabido que el consumo trae secuelas sin embargo la industria farmaceutica sigue ve diendola como si fuera jugo néctar ... aqui hay gato encerrado...
José | 24.03.2019
Viendo los comentarios, queda clarísimo que el uso de cannabis produce deterioro cognitivo
mauricio silva | 23.03.2019
Por lo leido el cannabis no tiene beneficios medicinales. se me vino a la memoria el cientifico israeli que fue el primero en sintetizar el thc , no recuerdo su nombre pero es muy reconocido a nivel mundial y el dijo que la cannabis si tenia uso medicinal comprobado con estudios cientificos serios pero que ningun laboratorio u organismo publico de salud se le habia hacercado a consultar por esta informacion. yo le creo al cientifico israeli , este señor de la pontificia ya me provoca reselos por venir de donde viene.
Pamela | 23.03.2019
He leído todos y cada uno de los comentarios de este debate. Salvo contados posteos, leo por un lado argumentos técnicos y sólidos (no por eso populares ni que me gusten) y además apertura a nueva investigación futura. Por el otro lado leo agresiones, teorías conspirativas y acusaciones graves de pagos por parte de la industria (que bien podrían ocasionar demandas por difamación). Hoy nos jugamos como país una tremenda decisión. Cuando a un producto le ponen el apellido “medicinal”, lo que implícitamente decimos es que (1) El producto sirve. (2) El producto promueve la salud (3) El producto no es peligroso. Estos 3 mensajes son tremendamente potentes. Cuando alguien dice “sirve” y lo hace de manera RESPONSABLE, es por qué la mayor parte de los estudios grandes y bien diseñados así lo demuestra, no porque “a mi me sirve” o a mi “vecino le sirve”. A muchos papás “les sirve” quebrarle el empacho a sus hijos, y lo practican. A nadie en su sano juicio se le ocurriría, sin embargo, llamarlo “quebradura de empacho medicinal” y legislar a su favor. Para tomar decisiones sobre si algo es “medicinal” (ya sea preventivo, curativo, o paliativo) es necesario optar por mirar “algunos” estudios elegidos a conveniencia y que son de peor diseño metodológico, o tomar la decisión de dejar fuera los estudios mal diseñados (sin importar si están a favor o en contra del efecto de Cannabis) y mirar un resultado que sea final y confiable. A mi juicio es claro qué opción debiera ser la que manda. Reconozco que me habría encantado que el resultado final hubiese sido diferente, pero no lo es, y asumo que son muchos los papás, mamás, y pacientes que comparten esta decepción. Si cannabis hubiese podido demostrar un efecto real nos ahorraríamos legislar y podriamos avanzar hacia el diseño de preparados efectivos y accesibles para todos. Como no es así, creo que el trabajo debe seguir. Pacientes y familias esperan por nuevos estudios y nuevas soluciones, que sean efectivas, seguras, y cuya implementación no genere más riesgo en terceros. Con el rótulo de “medicinal” son demasiados los que ven en cannabis algo “natural” y por lo tanto “seguro”. Me guste o no, ellos están equivocados.
Carlos | 23.03.2019
Cuando dijo que el laboratorio de carabineros lo analizaba, terminó con la credibilidad del reportaje, este parece ser el peor caso que publican, parece que ciper sucumbió a los billetes de las farmaceuticas y laboratorios
Francisco | 22.03.2019
https://newsroom.clevelandclinic.org/2019/01/10/why-cleveland-clinic-wont-recommend-medical-marijuana-for-patients/ JANUARY 10, 2019 / NEWS RELEASES Why Cleveland Clinic Won’t Recommend ‘Medical Marijuana’ for Patients
Sergio | 22.03.2019
"Gabriel Rada G. es médico internista, investigador y docente; profesor asociado del Departamento de Medicina Interna de la Pontificia Universidad Católica de Chile; director del Centro Evidencia UC; fundador y presidente de Fundación Epistemonikos"
Sergio | 22.03.2019
Me parece acertado en términos ambiguos y muy generales
Diego Cruz | 22.03.2019
Su estudio es una mala revisión sistemática: cita artículos de más de 10 años, incluye cannabis fumado, sintéticos y otros formatos sin mayor comentario y no elimina los estudios con sesgos en sus procedimientos ni menciona si tienen asociación con la industria farmacéutica. Ah, ¿número de citas en revistas científicas? Por lo demás, a sus lectores, se han dado el trabajo de leer el estudio, de revisar sus citas, la gran mayoría con resultados distintos a lo concluido por Epistemonikos. Un poco de rigurosidad por favor. Sí, me di el trabajo de leer cada una de sus citas, si quieren un resumen se los envío. Cito artículos, tome sus propias conclusiones: - Lim K, See YM, Lee J. A Systematic Review of the Effectiveness of Medical Cannabis for Psychiatric, Movement and Neurodegenerative Disorders. Clin Psychopharmacol Neurosci. 2017;15(4):301-312. -National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine. 2017. The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research. Washington, DC: The National Academies Press. https://doi.org/10.17226/24625. - Häuser W, Fitzcharles MA, Radbruch L, Petzke F. Cannabinoids in Pain Management and Palliative Medicine. Dtsch Arztebl Int. 2017;114(38):627-634. - Stockings E, Zagic D, Campbell G, et al Evidence for cannabis and cannabinoids for epilepsy: a systematic review of controlled and observational evidence J Neurol Neurosurg Psychiatry 2018;89:741-753. - http://www.anmat.gov.ar/ets/ETS_cannabis_y_dolor.pdf
Claudio Muñoz Pino | 22.03.2019
No creo que sea bueno decir que los adictos protegen su droga. Muchos niños con epilepsia refractaria ocupan CBC al igual que personas con problemas reumáticos y cancer y ellos no son afictos . Se nota que esta es una columna pagada .. bueno por la plata baila el mono .. Punto menos a ciper..!!
camilo | 21.03.2019
Es un poco payasesca, a nivel internacional, la cruzada anticannabis de estos señores. Francamente es vergonzoso como hacen ciencia sobre estudios que ellos mismos consideran mediocres por ser excesivamente amplios en sus criterios ni menos tener un mínimo de rigor en relación a los protocolos que hoy podrían considerarse como cannabis terapéutica. Su propuesta es abandonar a quienes han recibido beneficios legítimos. Con esto solo frenan el supuesto progreso que defienden en los últimos párrafos de este hombre de paja con forma de columna de opinión. Aún no son capaces, estos señores, de entender que desde el horizonte se acercan nuevos paradigmas sociales y por tanto medicinales, y ya no basta su afán totalizante-homogenizante.
Luis Marchant | 21.03.2019
Tengo un hijo que padece de epilepsia, probamos la cannabiys como alternativa al tratamiento, y si no sufrió, pero las ausencias y convulsiones no desaparecieron. Es un placebo que sólo genera adicción y pretextos para que los adictos consuman libremente.
Marcos B. | 21.03.2019
Me parece gracioso y casi insólito desconocer la evidencia científica de países del primer mundo como lo son EE.UU y Canadá ¿Será posible creer en un estudio desmesuradamente pequeño respecto a la realidad mundial que vive el cannabis? Se nota el sesgo, cuando por ejemplo mal ocupan la comparación entre "alcohol" y "otras drogas" sabiendo que el alcohol es la primer y más conocida droga de la humanidad o la misma comparación entre cannabis y tabaco, etc. Ciper tiene que haber recibido un aporte importante de esa fundación(cilla) y por lo visto recibió el artículo y lo publicó tal como lo hizo Longueira con SQM. Los invito a darse una vuelta por EE. UU, y Canadá, y reflexionar sobre el uso medicinal del cannabis sobre todo su componente medicinal más importante, CBD. De ciper no se puede decir otra cosa que aquí pesó otro componente más tenebroso que el periodístico.
Pedro | 21.03.2019
El artículo explica un método científico para validar una medicina. Y dice que con ese método hasta hoy, y no descarta que en el futuro si pase, no se puede considerar la cannabis como medicina. ¿Dónde esta el error que provoca tanto comentario agresivo? Hay otras personas que defienden estudios con enfoques clínicos (el paciente dice que le hace bien) y también es legítimo. Si se discute legalizar las plantas de tu patio por un supuesto uso medicinal, estas explicaciones, a favor o en contra, son un aporte. Si alguien tiene pruebas que el sistema de espitemonikos está errado, sesgado, bueno, muestrelas aquí. Se agradecería. No echen a perder con insultos y agresiones gratuitas una buena tribuna para el debate.
luis cordova vega | 21.03.2019
el adicto siempre va a justificar su adiccion. Encuentro mediocre el rechazo al estudio denostando al columnista, ademas sin ningun aporte cientifico.
Cristian Corinaldesi | 21.03.2019
Mal Ciper al publicar un artículo supuesta mente imparcial, de un señor que representa al activismo anti - canabis en Chile. y con ese título mas encima...a pesar de que aveces no concordaba con las tesis de sus artículos, primera vez que siento que hay intereses involucrados que no son periodísticos.
Daniel | 21.03.2019 | Socio/a 2 años y 2 meses
Todos los comentarios que he leído vienen de consumidores de la droga. Si le preguntamos al alcoholico si el alcohol hace mal, imaginarán la respuesta. Al sentirse atacado en sus CREENCIAS, reaccionan desacreditando el contenido. Lamentablemente, lo que se muestra aquí es la EVIDENCIA actual. Se podría decir, la realidad. Las revisiones sistemáticas no recogen anécdotas. Que a mi vecino le funcionó, que la niñita que convulsionaba, etc, etc. Lo que hacen estos estudios y lo que hizo Epistemonikos fue agrupar todos los estudios serios, incluyendo estudios que mostraran algún beneficio, si es que los hay, donde se conocen las variables, agrupando números de pacientes imposible de analizar de otra forma. Esa es la forma de darle peso a una conclusión. Opinión de expertos es la recomendación de menor calidad en medicina, y en este caso el que a alguno de ustedes le sirva... Cae en una categoría menor a la opinión de expertos. Puede que este artículo no tenga calidad narrativa, ya que no fue escrito por un periodista, fue escrito por un médico, y es increíble que se planteen teorías de intereses. Coincidentemente, las personas consumidoras de cannabis, tienden a desarrollar algunos trastornos psiquiátricos y son más receptivos a teorías de conspiración, tal como el que tiene neumonia es más propenso a toser. Probablemente no van a leer todo este post, ya que la desmotivación es otro de los síntomas. Además se van a sentir atacados por lo que digo aqui, asi que los trolls van a saltar en masa. Y para el que dice que le ayuda a tolerar esta sociedad, el escapismo es un criterio diagnostico de adicción. Quizás puedas buscar ayuda para resolver de maneras más sanas estas dificultades.
Carlos | 20.03.2019
Me parece una excelente manera de presentar el proceso a través del cual se aprueban los medicamentos. Si la cannabis contara con la evidencia de calidad que sus promotores dicen tener, no habría necesidad de pasar leyes para aprobarla por la ventana, ¿cierto? Cuando muchos medios simplemente repiten el mensaje de los activistas cannabicos sin dar espacio a las opiniones técnicas, felicito al autor de la columna y a CIPER por la valentía de atreverse a decir las cosas claras aunque no sean "populares". No se engañen, las malas prácticas de la industria farmacéutica no son distintas a las que promueve la industria de la "cannabis medicinal". Y las metodologías que se explican en esta columna son la mejor manera que existe hasta el momento para luchar contra ellas.
Gonzalo | 20.03.2019 | Socio/a 2 años y 1 mes
Muchos consumidores en contra de la evidencia, pero sin una sola cita bibliográfica. Los argumentos tipo Salfate no sirven para tomar decisiones. La comparación con fármacos no logra demostrar superioridad de canabis, menos del aceite artesanal en ninguna patología. Si va a argumentar en contra que sea con algo más que “me parece “ o “se sabe”
Marcelo | 20.03.2019
Todos los detalles del estudio de Epistemonikos los pueden leer en https://es.epistemonikos.cl/2018/05/25/informacion-relevante-del-proyecto-de-fundacion-epistemonikos-sobre-evaluacion-del-uso-terapeutico-de-cannabis-y-productos-derivados/
Ricardo | 20.03.2019
Puede que si o puede que no. Me cuesta creer que exista en la vida real una semilla del ermitaño y que esta sea la marihuana. El problema es que esos discursitos terapéuticos han permitido que los cabros chicos accedan cada vez más y sin problemas a la marihuana como ya miles lo hicieron con las otras drogas legales. Y este es el país de los irresponsables que buscan su propio bienestar sin hacerse cargo de las consecuencias que dejan a su paso, como son cientos de adolescentes sin problemas de salud terminando adictos...
Fernando | 20.03.2019
Me sorprende leer comentarios como “simplemente googleando” o tan solo mencionar la palabra sesgo, como explica la columna la medicina basada en evidencia utiliza métodos que van bastante más allá que simplemente googlear algo. La evidencia es clara en demostrar que la cannabis “medicinal” no existe, el resto es música.
Seba | 20.03.2019
Mejor hablemos de cuánto ha subido el consumo en adolescentes gracias al fracaso de la prohibición. Expongan los datos del senda y vean que prohibir el consumo no funcionó. La política de drogas en Portugal, Canadá, Uruguay y Colorado tiene mejores resultados gracias a que tratan a las drogas como un asunto de salud pública y no criminalizando a sus ciudadanos.
Mauricio Becerra | 20.03.2019
Epistemonikus podría partir aplicando toda su exigencia de 'evidencia científica' al artículo publicado recientemente de la psicóloga Dörr. Partamos por esa imagen de NeuroSPECT que acusa un 'envejecimiento cerebral'. Debiéramos partir por eso para discutir por evidencias sólidas. También es importante destacar el silencio absoluto de la comunidad médica, cuyos estamentos gremiales están por detrás de esta cruzada contra el cannabis. Triste ver a la comunidad científica en pleno yendo a contrapelo de la evidencia internacional en biomedicina de cannabinoides. Lindo sí ver como los pacientes y sus familiares llevan la delantera en esta batalla.
Paulina Bobadilla | 20.03.2019
La Farmacéutica está pagando muy bien!! Si ustedes creen que con estos argumentos las miles de familias que No encontramos alivio en la medicina tradicional, incluso pasando por costosas operaciones y con efectos secundarios más dañinos que la misma enfermedad, provocará en el paciente algún temor en seguir usando la planta se equivocan, nos aburrimos de gastar costosas sumas de dinero en fármacos que no dieron resultado
Estef | 20.03.2019
¿Qué onda CIPER?¿QUÉ les pasó con esta mierda de artículo? Heavy...no puedo creer que ustedes publiquen esta porquería.Qué decepción. Huele a UDI...
Tarek | 20.03.2019
pésima columna, fuentes poco confiables, no se basa en estudios. una vergüenza periodística. Deberían quitar el articulo.
Rodrigo | 20.03.2019
No podemos negar que en efecto la canabis provoca deterioro neurológico y pérdida de los comandos centrales de los lóbulos frontales y prefrontales. Y eso es grave. Pero si alguien asume el riesgo porque le mengua el dolor físico. No sé qué es mejor.
ivan kiev | 20.03.2019
Tengo otra teoría, están en contra porque elimina al intermediario que es el medico, le quita todos sus ingresos porque una planta los deja obsoletos, tengo mas de 3 años sin medicamentos de control, he dejado de ser una carga para el erario publico, yo cultivo mis plantas y lo que opinen esos médicos y medios como éste, simplemente me dan risa. no saben lo que se pierden jeje.
juan | 20.03.2019
a mi me alivia de los sintomas de la desesperanza que me genera la sociedad donde vivo, y me da resultado!
Daniel | 20.03.2019
Primera columna de CIPER que considero mala (y todas siempre son excelentes). Sesgada, inclinada hacia un lado del tema. Da la impresión de un publiaviso. Una lástima!
Simón Espinosa | 20.03.2019
Faltó el reporteo y juicio editorial que caracterizaba a Ciper. Simplemente googleando se pueden encontrar numerosos ensayos clínicos exitosos para la fabricación de fármacos en base a cannabis y muchísima evidencia científica de tratamientos exitosos y de bajísimo riesgo (mucho más bajo que el de opioides). Falta mucha investigación en el área, sin duda, pero esta columna es simple propaganda obtusa e ignorante.
Señor Epistemoniko | 20.03.2019
Tendencioso. Citando estudios carentes de revisión de pares. Escrito mirándose el ombligo. Digan la firme: ¿Cuanto les pagaron por la columnita? Cuando van a asumir que el exceso de fármacos y su adicción también son un problema?
Juan Carlos Lara | 20.03.2019
Qur onda.!! que columna mas mentirosa. Me huele a conveniencia y servilismo...Que lastima!!!
Santiago Chiong | 20.03.2019
Irrisoria columna. No puedo creer que den tribuna a Epistemonikos y a un relato tan poco cuidadoso. Noten que tratan de invalidar el cannabis como medicina de sanación cuando es sabido que se usa, en principio, como método paleativo ee síntomas. Esto pasa cuando el periodismo se mete en el área científica sin conocimientos de análisis estadísticos, sesgos, de salud, y del asunto en cuestión :la cannabis. Vamos perdiendo donaciones :)
Luis Silva | 20.03.2019
Hola! Me gustaría saber si este análisis aplica a la batería de medicamentos legales y altamente adictivos que utiliza la medicina psiquiátrica, por ejemplo. Además, me gustaría que el autor comentara respecto de los límites de la capacidad técnica de estos estudios y el cruce que podrían realizar con casos reales donde los pacientes sí experimentaron mejoras.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones