Ir arriba

Comentarios (3)

Alejandro | 23.01.2012
Recuerdo una frase de esas de esas que llaman slogan o cliché, pero no por eso no menos cierta y veraz. Y cito: “Esos que hacen la revolución pacifica imposible, harán la Revolución violenta inevitable”. Estas palabras corresponden al asesinado presidente John F. Kennedy. Cuando la voluntad popular no es nada frente al poder de la riqueza o de las oligarquías políticas estamos en el escenario descrito por la frase. Cada día mas el convencimiento de que nos encontramos frente a un país políticamente y económicamente construido para unos pocos toma fuerza en la población, en especial en la clase media la cual comienza a experimentar una “izquerdización” de su pensamiento político frente a un sistema que le hace pagar por todo, en el cual tiene que competir para sobrevivir y garantizar su estándar de vida logrado con mucho esfuerzo. La clase media es la que debe ser meritocracia, la que paga el colegio de sus hijos, la que paga los permisos de circulación, el impuesto a la bencina, la que compite en el mercado laboral, la que se endeuda en un crédito hipotecario, o en uno de consumo y le aplican las tasas de interés en bancos de los cuales ni siquiera en el país de origen le cobran a sus propios pares lo que nos cobran aquí. Voces como las de Arturo apuntan al corazón del modelo por eso la resistencia de los intereses, pues si se cambia esto se sabe que se pedirá cambiar los otros (ISAPRES Y AFPS).
Guillermo Moyano | 08.01.2012
Uno puede reconocer a las persona que están por hacer del nuestro un país sano y decente, por ende: un país que tarde o temprano llegará a ser importante. O aquellos que tiene intenciones escondidas.  Arturo Fontaine está entre los primeros y lo que plantea va en ese camino. Por el otro lado está este gobierno y mucho de los de los gobiernos anteriores. Gente que desea un país, pero con ciudadanos "de segunda", carne de cañón, y una élite que gobierne y saque provecho del hecho de ser ser "de primera". Así, simple y maquiavélico. Como el pensamiento de los criminales que idearon el Chile en que vivimos. Una país sólido y emergente, pero absolutamente injusto con la mayoría de sus habitantes. Un país para unos pocos.
paolav | 08.01.2012
Entiendo que el gobierno haga caso omiso de lo que pueda decir la Camila Vallejos, porque es comunista y su ideología, según ellos, atenta contra el sistema neoliberal, del cual forman parte. Pero, si no escuchan a Fontaine, entonces ¿Qué nos queda? Concuerdo plenamente con Fontaine en que se debe fomentar la filantropía para que las fundaciones o personas que tengan un real interés en el tema educacional sean quienes puedan tener Universidades. No estoy tan de acuerdo en que existan instituciones "con" fines de lucro que posean Universidades, aunque no reciban beneficios tributarios o el famoso crédito con Aval del Estado, para su financiamiento ¿Por qué? Porque los títulos de igual forma deben ser reconocidos por el Estado y si éste no tiene participación en la gestión, supervisión o implementación de las carreras (ya que prácticamente esas Universidades actuarían como empresas de retail), entonces no puede "reconocer" dichos títulos. La Educación no puede ser un "Negocio" porque pierde su sentido último y allí es donde encuentro que Fontaine se contradice ¿Cuál va a ser el compromiso social y ético de las personas que estudien en esas Universidades? En todo caso valiente y clara me parece la explicación de Fontaine.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones