Ir arriba

Comentarios (22)

Claudio | 12.05.2011
"Cuando una persona padece delirios se le llama locura. Cuando muchas personas padecen de un delirio, se le llama religión". Robert M. Pirsig
Waldo Valderrama R. | 02.05.2011
Luego de leer el artículo original, pensé en comentar un largo jaaaaa jaaaa jaaa ja ja ja, pero llegué tarde a la novedad. No me queda más opción que expresar algo de pena por un esfuerzo aparentemente sincero de justificar lo injustificable, un tanto patético por cierto, por provenir de una persona educada.
Patricio | 20.04.2011
Es impresionante las "Estupideces" que salen de la boca del Cardenal Medina, tomando en cuenta la experiencia que le da la edad y la tolerancia comprensión y amor que ha dado toda su vida por la actividad que desempeña. Y por cierto sin olvidad también que es dios padre quien lo ha puesto en el lugar que esta....... por algo sera......
JIme | 18.04.2011
mmmm pienso que estos srs Medina, Karadima, Sra Monja Paula, y otros tantos como ellos, deben desaparecer de la faz de la tierra con sus creencias y lujos, dejen (a mi no, porque vivo una vida alejada de las religiones) a los pobres humanos despertar por si solos no en nombre de dios o dioses que le nublan y confunden el pensar. Pienso que nosotros somos los que le damos la comida fresquita a los curas para que "se sirvan" al pueblo en vez de servirlo. Los matriculan en colegios que son manejados por religiosos, van a sus misas, los bautizan, confirman, se casan bueno nosotros somos los que les permitimos que realicen sus Misteriosos goces, y no los misterios gozosos del santo rosario.
Tigre Anselmo | 16.04.2011
El Cardenal Medina es partidario del aborto: él no ha cesado de defender la vigencia de una ley que despenaliza el aborto. Luego de eso, ha encabezado marchas, bendecido placas recordatorias, etc., pero con eso no consigue ocultar su adhesión a lo que en sus propias palabras es un crimen. Yo creo que sí se opone a "las Sagradas Escrituras y la Sagrada Tradición Apostólica". Parte de la defensa del Cardenal se basa en su calidad moral. No es tanta como parece. El que sea Cardenal no garantiza nada al respecto, no hay que olvidar que por algunos papas el mismo Juan Pablo II pidió perdón. Apoyar la vigencia de la ley de Amnistía lo hace encubridor, al menos, de muchos abortos.
Klaudios | 16.04.2011
No podemos meter en un mismo saco a Karadima y Medina, hay un "obispo" de diferencia ja
IGOR SALAZAR HARDING | 15.04.2011
No podemos meter en un mismo saco a Karadima y Medina, hay un abismo de diferencia. Menos aún a Juan Pablo II. Karadima en un sacerdote delincuente
CarlosL | 15.04.2011
El cardenal Medina, a la sombra y opción del Papa Juan Pablo II, es uno de los personeros que ayudó a concretar el brutal viraje de la Iglesia, la cual dejó de ocuparse preferente y oficialmente de los más pobres (en todo sentido), de los derechos humanos y de la acogida al estilo fraterno y misericordioso de Jesús. Se transformó para muchos en otra instancia castigadora y no amorosa, cerrada, indiferente, de funcionarios, elitista, lejana, privilegiando y dotando la construcción de aún más templos en los barrios acomodados en fuerte desmedro de los populares, obsesionada por otros valores (más que nada espiritualistas), con muchos sacerdotes al estilo de Medina y Karadima quienes no se sentían servidores sino pequeños dioses y, además, obsesionada por la sexualidad de los otros sin mirarse ellos primero (hasta hoy con un obispo auxiliar encargado para ello en Santiago y otros similares. ¿Qué habrá hecho él con sus pares a tiempo?). Este cambio, lamentablemente coincidió con el retorno a la democracia, así y como en forma reactiva se apoderaron de ella sólo los más conservadores sacerdotes y laicos, politizándola en esa línea y no aprovechando de acercarse aún más a los pobres para los cuales los gobiernos empezaron a hablar de equidad. Ahí faltó su posición para colaborar a unir en una misión común sin desconocer el rol de los laicos, sólo apoyándolos, no en vano es sabia en humanidad. Y cuando, en contraste, se hace todavía más valioso el compromiso cristiano de sacerdotes que no claudicaron aunque carecieran de influencia en la toma de decisiones. La dupla Sodano (muy cercano a Pinochet)-Medina, más otros en el Vaticano, provocó tristes situaciones a la Iglesia de nuestro país, incluso la rápida y grosera aceptación de la renuncia del inolvidable Cardenal Silva, tan poco apreciado por Medina, Karadima y sus seguidores en el poder. Otra sería que el Papa Juan Pablo, por influencia de Medina y Sodano, no vino a Chile en democracia a un gran encuentro de la Pastoral Juvenil. El mismo Papa que pese al respaldo de su maravilloso carisma, nada hizo con Maciel y tuvo que llegar el actual para reconocer el problema y sancionar. A muchos nos dolía saber de una Iglesia que iba perdiendo su autoridad moral, pese a que tanto hablaba de ello. Ya entonces, los énfasis para ignorar y pontificar contra lo que tan bien hizo la Iglesia anterior con el fin de llevar el mensaje de Jesús en forma cercana y valerosa, no refugiada en las sacristías como ya se lo pedían en dictadura, se fueron cimentando y los nombramientos de obispos de los últimos 20 años es una de sus demostraciones. Cuatro hoy cuestionados por su relación con Karadima y que no han pedido de verdad el perdón a sus víctimas, e interpretados y apoyados en el Vaticano por Medina. Uno de los resultados de la línea Medina-Sodano-y, desgraciadamente, el mismo Juan Pablo II es que hoy los católicos practicantes son menos que nunca, la mayoría de los jóvenes nada quieren con iglesia tan conservadora, ritualista y lejana a la vida y problemática de las personas en un mundo entusiasmante y cruel a la vez, y que sin embargo tan buena respuesta, consuelo y ánimo tendrían con la palabra y el modelo de Jesús. No en vano sí crecen las iglesias evangélicas. Pareciera que por sus frutos, Medina, Sodano, Juan Pablo II y tantos más en el Vaticano y en la jerarquía local, no estaban inspirados en su actuar por el Espíritu Santo, sino por voluntarismo, por sus miedos, apetitos, prejuicios, intereses y línea política que les llevó a pisotear las enseñanzas del Concilio Vaticano II. Hoy ello sería demostrable con facilidad. ¡Y tuvo que saltar un tema sexual (su obsesión hasta hoy), protagonizado por uno de los más destacados representantes de la Iglesia preconciliar y otros que están en silencio y ocultos, para que la Iglesia se empiece a mirar a sí misma! Y lamentablemente vuelve a aparecer Medina. Dios quiera que Monseñor Ezzatti como educador y seguidor fiel de Jesucristo, logre afirmar la barca y borrar las huellas y sombras de Medina, Karadima y otros, logrando así que el mensaje de Jesús vuelva a ser atractivo, actual y vital para tantos y tantas que lo necesitan. Mismo deseo para todos los integrantes de la Conferencia Episcopal, pese a los cuestionados y pese a aquellos que por su formación y por sus actos parecen preconciliares. ¡Y esto sólo será posible cuando la Iglesia no siga petrificada por Medina, Karadima y otros y, sobre todas esas pasajeras pequeñeces, vuelva a poner de verdad a Cristo con el Nuevo Testamento en el centro de toda su vida, de sus liturgias, de sus testimonios, de su compromiso personal y social, de sus mensajes e incluso de sus templos mediante la ubicación central y acogedora de su imagen y dejemos de parecer una iglesia politeista que alienta la devoción a pequeños dioses y diosas, en muchas ocasiones sólo por intereses económicos! 
sandra | 15.04.2011
tengo 56 años en mi juventud fuí catequista de mi iglesia en Talca en ese tiempo ya exisitian abusos, una catequista tuvo relaciones con un cura quedo embarazada tuvo mellizos el cura se cambio de iglesia y todo sguio igual, veia como el parroco en ese tiempo se daba grandes comilonas los días Domingo, no hay un karadima son muchos y porque la iglesia los oculta, me da risa la gente que dona dinero a la iglesia para que los curas vivan una vida de ricos, no tienen deudas, presocupaciones, llevan una vida comoda y la gente aun cree en ellos.premiamos a los abusadores de niños, son un asco.
FRANCISCO | 15.04.2011
En algo estamos de acuerdo : El señor Medina es del pasado, sus opiniones no se condicen con la posición del Papa Ratzinger : TOLERANCIA CERO A LOS ABUSOS SEXUALES y PONER EN PRIMER LUGAR A LAS VICTIMAS. Lo Mejor que podía hacer Medina es CALLARSE, cada vez que abre la boca daña a mas gente y en definitiva a la iglesia de la cual el es " Prìncipe".
Sebastián | 14.04.2011
Leí hasta " Es uno de nuestros pastores y por algo Dios lo ha puesto en el lugar que está." (!)
Ronald Gümenez S | 14.04.2011
Igor me doy cuenta de tu formación, de tu saber teológico y de tu deseo de Dios. Sólo te deseo que te remuevan la vida y que lo que crees se vuelva una experiencia vital y de comunión con ese Dios...  Sigo creyendo que te equivocas con Medina tanto como te equivocaste con mi apellido jajajajjajaj pero creo que tu sed de Dios brotará pronto. 
Juan Araya | 14.04.2011
"De color púrpura" Desde alturas solemnes, purpuradas amenazas con castigos dolorosos, y la sangre que viste derramada no es capaz para tu orgullo vanidoso. La tortura al amor es más pecado que el oprobio que venden los pasquines, sin embargo en tus sueños de prelado no aparece la Cruz que nos define.
eliana | 14.04.2011
Se nota que estamos en Chile, "el convento de occidente".
IGOR SALAZAR HARDING | 14.04.2011
Respecto a tu comentario Carlos, con el debido respetp que mereces como ateo, me llama la atención el tono irónico que utlizas cuando afirmas: "eso es lo entretenido de ser ateo, nadie me obliga a hacer cosas que no quiero invocando una auridad superor". Cabe señalarte que al parecer ignoras realmente qué es el cristianisnmo. A un católico cristiano nadie lo obliga a perdonar, menos una autoridad humana, es algo espiritual que proviene del Espíritu Santo, pero cómo podré hacerte entender ello si el propio Pablo afirma:"el hombre natural no capta las cosas que son del Espíritu de Dios y no las puede entender aunque quiera, pues éstas han de discernirse espiritualmente". Sentirse obligado es como ser esclavo y el cristiano no es esclavo sino libre. Perdonar obviamente es difícil incluso para el creyente, pero con la asistencia del Espíritu de Dios se puede lograr. Respeto de opinión sobre Monseñor Mediona y estás en completa libertad de opinar acerca de su persona, pero con el límite que impone la ley de no dañar su honra. Con relación que que Dios puso a Monseñor Medina en tal lugar, efectivamente los católicos creemos que ello es así, ya queel propio Cristo le dijo a Poncio Pilatos cuando fue juzgado; "No tenmdrías poder sobre mí si no lo hubieses recibido de lo alto".´(doctrina de la predestinación). Ello aunque sean malos cardenales o gobernantes, todo responde aun un propósito misterioso. Rodrigo, no soy taliban ni fanático religioso, soy muy libre, pero ocurre que interpreto la realidad a la luz de las Sagradas Escrituras. A don Ronald Jiménez he de decirle que jamás he defendido a los abusadores más bien considero que ha sido magnífico para la Iglesia que hayan salido a la luz las aberrantes acciones de Karadima, por el bien de la iglesia y la sociedad. Como católico estoy dispuesto a vivir como creyente este difícil momento por el que está pasando la Iglesia permaneciendo en ella pese a todo, pues cierto estoy que el Señor la sigue respaldando, conforme lo prometió. Entiéndase lo que digo, respalda a los fieles, pero no los actos de corrupción y contrarios a la moral.De hecho su voluntad ha sido que la podredumbre sea descubierta. Tener conciencia del pecado no significa negar la misericordia y creo que lo mismo opina Monseñor Medina.Cuando Daniela, cuando me refiero a relativismo moral no estoy en contra del derecho que efectivamente tenemos para discernir la voluntad de Dios en nuestras vidas. Pero lo que salga de ese discernimiento obviamente estará conteste con las Sagradas Escrituras y la Sagrada Tradición". No puedo llegar al punto de afirmar, por ejemplo, que el aborto está bien, porque es claro que ello constituye un atentado contra la Vida y, Precisamente Jesús afirma que Él es la VIDA. Respeto a los que piensan distinto a mí ya que la libertad que Dios nos dio lo es hasta el punto de incluso no creer el Él y no adherir a su plan. Por los mismo pido se respete mi opinión, pues estimo que no ha llegado al punto de lastimar la honra de alguna persona. Respecto a lo que señala Esteban creo que al parecer no ha leído bien las declaraciones de Monseñor Medina, pues entiendo que jamás se ha puesto en el lugar de Defensor de Karadima o de otros abusadores sexuales. Si es que la Iglesia perdió el piso moral, ¿acaso tú lo tienes para juzgarla tan severamente?Examina tu conciencia y descubrirás que ello no es así. San Pablo afirma: "Por cuanto TODOS pecaron y a han sido destituidos de la gloria de Dios". Quien juzga está cayendo en la misma categoría de los sacerdotes hipócritas y abusadores que escondieron la homosexualidad que no quisieron enfrentar detrás de su sotana. Rasgan vestiduras como si estuviesen limpios, pero más bien me inclino a pensar como Cristo, quien se refirió a los fariseos como personas que "estaban limpios por fuera más por dentro estaban llenos de inmundicia". Quien juzga está herido, entiendo que muchos han sido heridos por miembros de la Iglesia (sacerdocio ministerial), pero la salida para ello no está en el juzgar, difamar e injuriar. Deben recurrir a profesionales y para quienes son creyentes deben aprender a perdonar, ello sí es sanador. El propio Señor así lo ordena en el Padre Nuestro: "perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden", sin perjuicio se seguir los conductos terrenales cuando correspondan, como denunciar los delitos a los tribunales de justicia para que realicen su labor y preocuparse de aportar todos los antecedentes necesarios para probarlos adecuadamente. Les reitero a los enemigos de la Iglesia que no lograrán sus objetivos de verla derrumbada, pues de todos modos tras ella está el Espíritu Santo despertando nuevas conversiones, santificando y convenciendo al mundo de pecado. En lo que atañe a Klaudioscreo que estamos hablando en planos diferentes, aunque no esoy de cuerdo con sus afirmaciones leo su comentario atentamente y lo respeto, No lo tolero, pero lo respeto. Precisamente la tolerancia no es una virtud teologal y por el exceso de tolerancia el mundo está como está. Siempre se requiere de un referente o, acaso cómo defines la anormalidad, precisamente partiendo de la normalidad y de donde te ciene la idea de normal ya normal, bueno o malo justamente del Dios en que estás inserto aunque no creas en Él. pues de todos modos en ÉL no movemos y existimos. Tiene Ud. derecho a sentir desprecio por mo comentario así comop yo lo siento por el suyo, salvo que al menos lleguemos a un punto de encuentro. Igor.
Khristian | 14.04.2011
JAJAAJAJ Es todo ironía,cierto? Cierto?
Klaudios | 14.04.2011
¿Qué me dices hombre? "Es uno de nuestros pastores y por algo Dios lo ha puesto en el lugar que está" Si la cosa fuese así, entonces de que vale cuestionar a “padres (curas)” si Dios los puso en ese lugar… Defiendo con certeza que la iglesia no es el catolicismo, que el catolicismo no está herido, está dañado y se para peligrosamente frente a la renovación o la muerte, y justamente con peticiones como “perdonar por que Jesús lo pide” solo se acerca a la muerte. ¿Cómo podría perdonar el padre del niño abusado? ¿Cómo podría el abusado sanar la confianza perdida por ingenuidad infantil? Por otro lado usted nos habla de la posición de la iglesia frente a “asuntos morales”. ¿En qué minuto y bajo que autoridad celestial se cambia de lo que habla Jesús a lo que habla la Iglesia? Dicho de otra forma ¿La fe se fundamenta en las enseñanzas de hombres excepcionales o de humanos que ostentan gloria que no les calza y dirigen instituciones otrora inamovibles hoy decadentes? Finalmente, claro que aplicamos relativismo ético… no es si no la única forma de enfrentar la realidad adversa ¿Acaso estamos felices todos y todas por la desigualdad? Creo que, en diferentes medidas, no estamos de acuerdo, pero gracias a esa cualidad de relativizar lo ético es que acallamos las conciencias. Este comentario no va para usted, pues como bien dice no acostumbramos a escuchar lo que no nos agrada. Es más bien un manifiesto y empatía frente a quienes sentiremos desprecio por sus comentarios.
Esteban Vásquez M | 14.04.2011
"Las Sagradas Escrituras y la Sagrada Tradición Apostólica no se contraponen a lo que el Cardenal sostiene en la mayoría de los casos." ¿Y qué pasa con lo casos donde se contrapone? ¿Sólo el tiene derecho a no concordar con la iglesia? "él ha sido un aporte para la Iglesia en tiempos de crisis moral, permisividad y relativismo ético." ¿No es caso relativismo el defender la vida que aún no es, pero defender a quien abusa de la vida que ya es? La iglesia hace tiempo perdió el piso moral que le daba autoridad, su único poder ahora viene de los políticos y ricos que se niegan a ver la decadencia en la que va hundiendo la iglesia por esforzarse demasiado en hacer a otros cumplir con principios que ni ella misma es capaz de cumplir.
daniela oyarce | 14.04.2011
Concuerdo, que no se trata de satanizar a las personas. Pero soy una de esos laicos, que no está de acuerdo con los dichos del cardenal. Y creo que estoy en todo mi derecho de disentir de él. Es verdad que él pudo haber sido formado antes del vaticano II, pero este concilio es de los años 60. Han pasado 40 años, para integrar sus enseñanzas. Por mi parte, no es el hablar fuerte de los pastores de la Iglesia, lo que me ocasiona rechazo, sino muchas veces el profundo doble estándar en el discurso de la jerarquía respecto a muchos temas.  Creo que lo importante es aprender a discutir, a disentir y planear discusiones, ya que sólo así la Iglesia crece.  Como laicos, según lo que dice el concilio Vaticano segundo, también tenemos voz y el derecho de discernir la voluntad de Dios en nuestras vidas en conciencia, lo que no es relativismo moral. 
Ronald Gümenez S | 14.04.2011
El pecado es escandalizar a estos pequeños que creen en Jesús. Y en eso no hay edad, ni cultura, ni situación alguna que justifique esa escandalización cuando es mediada por la manipulación de conciencia y libertad que hace cualquier abusador. Lamento profundamente la defensa que se hace de este sujeto que se hace llamar monseñor, porque justifica los abusos que cometen otros y más aún que pretenda ponerlo como ejemplo de seguimiento y servicio a la Iglesia y a Jesús. En lo único que estoy de acuerdo es que veces nos molesta escuchar algunas cosas, pero creo que a gente como Medina y quiénes lo justifican les cuesta escuchar a la modernidad y la posmodernidad y quisieran seguir felices viviendo en la infantil edad media, controlando y controlados por el temor del pecado.  Prefiero arriesgarme en la misericordia, el amor y la compasión que vivir sumido en el miedo al pecado y la manipulación por otros.  No olvidemos que todo esto es porque hay personas que han abusado de otros y esos otros son pequeños y más valdría que se amarraran una piedra al cuello y los sumergieran en el fondo del mar. 
rodrigo morales | 14.04.2011
me ha chocado eso de por algo Dios lo ha puesto donde esta, debe ser lo mismo que piensan los Talibanes. cuando es Dios quien nos ordena uno puede hacer cualquier cosa, depende del dios que llevamos dentro no mas.
Carlos | 14.04.2011
1. No porque la Iglesia ya esté bastante herida vamos a dejar de hablar la verdad sobre ella y quienes la conforman. 2. Si Dios "puso" a Medina en el lugar que está (motivos debe haber tenido), perfectamente podría sacarlo para que deje de desprestigiar a su Iglesia (¿quién en su sano juicio dejaría a un hombre de 83 años libre de decir cualquier cosa en un cargo como ése?). Me parece una pésima estrategia por parte del CEO de la IC. Que el hombre ha sido criado y formado en un ambiente de mucho menos tolerancia que el actual no puede servir de excusa para que tengamos que escuchar sus odiosas declaraciones. 3. Por último, dado que no soy católico, no tengo obligación de perdonar a Medina, ni por las cosas que ha dicho ahora ni por las que ha dicho en años anteriores. Eso es lo entretenido de ser ateo, nadie me obliga a hacer cosas que no quiero invocando una autoridad superior.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones
icono Donantes Institucionales

Donantes Institucionales

Ver más
icono +CIPER

Comunidad +CIPER

Ver más