Ir arriba

Comentarios (25)

eliana sepulveda arias | 01.01.2011
no es mi intención ni la de mi familia, que mi sobrino quede como un santo menos como una blanca paloma, sabemos que cometió un error y lo pago muy caro al igual que los otros 80 victimas. espero que a las personas que han opinado tan duro,nunca tengan que lamentar algo presido, ya que aquí en este país ahí justicia de una manera para la gente de escasos recursos, y otra para los que tienen dinero, el ejemplo mas claro de esto es el de el NEGRO PIÑERA, que es de conocimiento publico; conducía en estado de hebriedad, choco, hirió a una persona e huyo del lugar ¿y cual fui su condena? y así como tantos otros casos de personas que tienen dinero,como tía de ARIEL, les doy las gracias a CIPER y a los periodistas, Juan Pablo Echenique y Juan Pablo Figueroa, por darse el tiempo de realizarnos un reportaje a nuestra familia, ojala las familias de las otra victimas puedan opinar, gracias.
carol torres sepulveda | 30.12.2010
al igual que mi hermana evelyn, creo que todas las personas cometemos errores en la vida,pero creo que la forma en que murieron estas personas no son dignas tal y como tambien vivian a diario dentro de la carcel de san miguel,las condiciones de vida dentro de las carceles no son dignas de un ser humeno por muchos errores que hayan cometido, sin tener en varios casos a tencion medica, comida,baños dignos, solo me queda decir que que el sufrimiento por el cual estamos pasando con la perdida de nuestro primo, no se lo damos a nadie, a nombre de toda mi familia le damos el pesame a todos los que perdieron a sus seres queridos en esta tragedia.
eve | 29.12.2010
sr echenique y figueroa estoy de acuerdo con los comentarios de sus lectores , pienso que el señor Henriquez tenia que pagar su delito con la sociedad ,pero no haber muerto en esas circuntancias . 1. Pienso que hacen falta carceles para primerisos ,porque mesclarlos con la poblacion penal sin hacer la diferencia por delitos es darle las herramientas para que aprendan mas .2.-Tambien pienso que en chile la justicia no es pareja para todos, espero que el caso de la carcel de san miguel no vuelva a suceder , y que no solo se piense que con un par de millones se aplaca el dolor de 81 familias, solo espero que las investigacines lleguen a los culpables y que paguen de la misma manera ,como ellos estaban pagando sus delitos con la sociedad. doy las gracias a todas las personas que leen este reportaje y respeto sus opiniones , deseo tambien y en particular dar las gracias a CIPER CHILE y a su equipo de trabajo por ser tan respetuosos con nuestra familia y amigos de Ariel henriquez sepulveda,en especial al señor Juan Pablo Echeñique. se despide atentamente Evelyn Torres Sepulveda y Familia.
Carlos | 27.12.2010
Concuerdo con Samir. El tipo robo y, si cayo preso, fue su culpa por no ir a las citaciones, firmar, etc. Mal enfocado el reportaje.
Ignacio | 24.12.2010
Comparto plenamente la opinión de Samir...
Javier | 23.12.2010
Lamentable nivel del reportaje. La victimización que se hace del victimario así como la criminalización de la víctima es ridícula y, como alguien señalo por ahí, peligrosa. Mal por CIPER que me tenía acostumbrado a otro nivel de objetividad y calidad en sus artículos.
Adolfo | 23.12.2010
Qué manera más torcida de presentar una historia... Seguramente si entran a robar a la casa del que escribió este reportaje, él se contentará con recuperar las especies y no pondrá demanda... Si el joven no se presentó a firmar y no se presentó a las evalauciones de gendarmería, estaba en abierta reveldía. Sume: participa en un robo + no se presenta a las sitaciones + escapa de la policía = AGRAVANTES, de allí la condena que está tipificada en la ley. Que haya muerto calcinado, no es motivo para decir que era un niñito bueno como alguien comentó.
Marciana | 22.12.2010
Fuera de que urge una revisión de las penas impuestas por delitos menores, hay que reconocer que el joven Ariel no se ayudó nada para evitar la cárcel....Tuvo muchas oportunidades y las dejó pasar. Demuestra que la falta de escolaridad condena a los jóvenes a desconocer sus derechos y, sobre todo, desconocer su potencial, su valía. Este caso ilustra de manera elocuente aquello de que "toda persona persigue, consciente o inconscientemente, su destino a través de las decisiones que toma cada día"... Mi realidad hoy, es la consecuencia de las decisiones de ayer.
Diego Poblete | 22.12.2010
En Chile los palos van porque bogas y porque no bogas. . Si los jueces sueltan a los delincuentes, hablamos de la puerta giratoria, de que falta mano dura, que tolerancia cero, etc. . Si los jueces meten presos a los delincuentes, hablamos de represión, de que el sistema no discrimina entre los delincuentes verdaderos y los que no, que no hay rehabilitación, de que están todos hacinados, etc.
Javier Ortega Jiménez | 22.12.2010
No hay justicia sin defensa es el lema que tiene la nueva DEFENSORIA PENAL pero es una mentira más de los políticos de mi país. La reforma procesal penal la hizo Lagos para darles pega a toda la manga de tinterillos ineptos que salen de las universidades y que no tienen donde ir a ganarse la vida. No hay distinciones entre criminales los echan a todos al mismo saco, CHILE un país "moderno" para los que tienen "dinero" Espero que algún dia exista una verdadera "revolución" en mi país, por las armas, porque en democracia ya se vió que la concertación es lo mismo que la derecha, se casan entre ellos, se arreglan los cargos entre ellos, se tapan los desfalcos entre ellos, se ayudan entre ellos Y QUE EL PUEBLO SE JODA.
Francisco Gonzalez | 22.12.2010
Es difícil separar causas de consecuencias, en el caso en cuestión en que hay vidas perdidas es aún mas complejo por las implicancias morales y éticas. Sin embargo lo concreto es que cada uno de los que estaban presos llegaron allí por que nuestra sociedad a impuestos esos límites....y los límites son para respetarlos, nadie puede quitar la vida, robar, agredir, asaltar, sobrepasar la velocidad permitida y pretender "que aquí nada a pasado" ...y por las circunstancias que rodearon este desenlace pasen a ser lo que no han sido y que no han respetado la vida y la esencia de vivir en una sociedad que debe practicar los límites que nos hemos puestos. Otra cosa es porque llegaron a delinquir y el tema de las oportunidades, un ejemplo: miles de jóvenes con becas dadas por el Estado para rendir la PSU simplemente no fueron. Este mismo jóven no mostro una conducta de querer cumplir con la rigurosidad que la ley le impuso de estar libre, firmar, y presentarse a las citaciones.....tenía oportunidades y salidas alternativas. No es el Sr Vergara el culpable, ni la sociedad debe sentir culpa por estos hechos.Si debemos hacer el esfuerzo colectivo por mejores oportunidades de educación para evitar la delincuencia y de reclusión para aquellos que no respetan la sociedad que nos hemos dado y la forma de vida que queremos.
Lucio | 22.12.2010
Si Felipe desea etiquetarme como el tipico chileno medio que se cree con una superioridad moral por mi parte por los ejemplos que el pone opino que es el tipico discurso del resentido social que cree que da lo mismo que le roben a los ricos porque "total tienen de mas". Jamas don Felipe he defendido a los dueños de farmacia u otros por el estilo, es mas tambien condene y repudie su actuar. Sin embargo su postura es mas reprochable y peligrosa ya que es la tipica persona que se pone a defender a los criminales, como cuando las mecheras en los supermercados le pellizcan el brazo a la guagua para que llora y llegue gente como usted a retar a los guardias porque estan "molestando a la probre señora", esa pobre señora es un delincuente independiente si roba a una empresa sin rostro o a mi hija con un cuchillo de vuelta del colegio. Finalmente no tiene que ver con superioridad moral tiene que ver con historias personales, para mi un delincuente es un delincuente (independiente si le roba a alguien de mucha plata o alguien de mucha plata le roba a millones de pobres). Por lo demas cuando una persona normal se muere el cortejo funebre no pasa por la carcel, hay que ser muy flaite y haber pasado mucho tiempo metido ahi para que te lleven una vez muerto por ahi.
Arturo C. Flores | 22.12.2010
Después de leer algunos comentarios, le encuentro toda la razón a ministro Lavín. En Chile necesariamente se deben aumentar las horas de Lenguaje.
Eduardo | 21.12.2010
El asunto de los que se incenerarón, salvo dos execciones el resto no herán blancas palomas,y se han victimizado por parte de la prensa, sin hacer mayores comentarios que el evento fue provocado para demostrar a ese nivel la choreza de un super macanudo dispuesto a matar para salir con la suya. Por otro lado esta la neglijencia de gerdanmeria con un claro abandono de funciones por no haber segregado como corresponde, el ministerio de justicia cae también en abandono de funciones por no auditar las carseles. Y los pensionistas del sistema carselario se estan aprovechando de las sircuntancias y momento para presionar por libertades que en su gran mayoria no lo meresen.
Carlos Cabezas | 21.12.2010
La sobrepreocupación y garantías de las que se queja el señor Lucio no son garantías para los delincuentes, son garantías para todos. La línea que separa la vida honrada del delito puede ser muy tenue. Ejemplo: si usted, señor Lucio, después de una noche de copas, aun cuando lo haga con cuidado, sube a su vehículo y conduce, está cometiendo un delito. Si usted, señor Lucio, se pone a reñir con otra persona que lo ha insultado y, debido a un movimiento mal calculado o a no saber medir su fuerza lo golpea con rudeza al punto de quebrarle, por ejemplo, un brazo, usted ha cometido un delito. Si, Dios no lo quiera, sus hijos un amigo o usted mismo termina vendiendo cantidades pequeñas de droga porque se ha convertido en un adicto, usted comete un delito. Si descarga material de internet protegido por Derechos de autor, usted comete un delito. Si una madre, con el dolor de su alma, sabiendo que el niño que lleva en si vientre nacerá muerto y decide terminar el embarazo, comete delito. Es decir, podría estar en el trance de pasar por la prisión preventiva o ser un reo rematado luego. Así que, estimado, no cante victoria tan pronto al sentirse parte del reino de los buenos. Los delitos no son realizados por personas malas o buenas, sino solo por personas. Y, al caer en el sistema penal, las personas comienzan a entender de que van las garantías y los derechos.
FRANCISCO | 21.12.2010
Dura historia... las causas... uf!!!! sistema económico voraz, falta de educación, de medios, mal entorno familiar, en fin... infinitos y nadie se hace cargo. Pero, responsabilizar a la víctima de cualquier modo por todo lo que pasó, no sólo es insostenible, sino que peligreoso. Llamo la atención de quien escribió el artículo, primero por su enorme desconocimiento en materias legales y, segundo por el juicio de valor implícito en frases como... "no solo no retiró la querella (no se puede; infórmese), sino que además se adhirió a la acusación"...¿Que quiere usted? ¿Que la víctima de un robo no ejerza sus derechos? ¿El DELINCUENTE fue obligado a robar? ¿Que hubiera pasado si en la casa había personas? ¿No tuvo derecho a defensa el procesado? (investigue esa parte también). Se lo dice un veterano que luchó contra la dictadura en la primera línea, pero que no tiene la enfermedad infantil del izquierdismo de victimizar a los criminales y de criminalizar a las víctimas. Ergo, pique más alto y escriba cosas de mayor profunidad, investigación y deje que las conclusiones las saque LIBREMENTE el lector. Atentamente, Francisco Aguilera.
Felipe | 21.12.2010
El señor Lucio representa muy bien al chileno medio. Cree que tiene una superioridad moral por ser decente y honrado. No concibe esta categoría como una construcción social sino como algo natural. El es del país de los buenos, los otros son los malo y les deben caer las penas del infierno. Si se mueren por el crimen de Estado a el no le da un ápice de pena. A mi tampoco me dan pena los delitos contra la propiedad cuando sn de gente que le sobra. Lo considerare una forma no tradicional de distribución del ingreso. Con el razonamiento de Don Lucio ya no existe la justicia, existe la venganza. El Estado se comporta como un nivel moral y ético igual que quien comete un delito. Por otra parte, no es cierto lo que dice don Lucio que un delincuente es un delincuente. No todos los delincuentes van a la cárcel. No fueron a la cárcel los dueños de las farmacias por coludirse para subirle los precio a los enfermos, no ira a la prisión el hijo de Francisco Vidal, no fueron a prisión gran parte e los genocidas y terroristas de Estado durante la dictadura militar, no van ala cárcel los agricultores que hacen trabajar a sus trabajadores con pesticidas que provocan malformaciones, no fue a la cárcel el carabinero asesino de Matías Catrileo, no van ala cárcel los ministros por casos de corrupción, no va la cárcel un empresario por pagar sueldos de hambre...dejémonos de hipocresías, la cárcel es para los pobres delincuentes, no para quienes cometen ilícitos en términos genéricos, salvo para los hipócritas como don Lucio. Sigamos así don Lucio y la pobreza y la miseria nos seguirá explotando en nuestras caras.
Raul Ojeda | 21.12.2010
Que desgracia... Un reportaje más para demostrar que personas buenas condenadas injustamente no deben morir de la forma que murieron.... como si los delincuentes que cometen delitos de gravedad y que son condenadas de manera justa... merecieran semejante muerte... El mostrador, LUN, MEGA TVN viendo el problema desde la misma perspectiva..
Lucio | 21.12.2010
comparto la opinion de Samir, mucho se ha intentado sensiblizar el tema abordando los casos como si fuese un error que esa gente estuviese presa. En lo personal no me da ni un apice de pena, un delincuente es un delincuente aqui y en la quebrada del aji , independiente de si fue un robo para comprar marihuana o una violacion con homicidio, es una persona que debe estar en la carcel. Los ultimos años a existido una sobrepreocupacion por el bienestar y derechos de los delincuentes y muy poco o nada de la indefencion en que se encuentran las victimas de los delitos.
RENE | 21.12.2010
RESPETADOS SRS. SOLO DOS COSAS RESCATABLES DE ESTA NOTA INVESTIGATIVA: 1)EL ABANDONO DEL SISTEMA ESCOLAR POR PARTE DEL FALLECIDO, SI TUVIESEMOS LAS CONDICIONES OPTIMAS PARA ATENDER Y MANTENER EN EL SISTEMA ESCOLAR A ESTOS JOVENES VUNERABLES OTROS SERIAN LOS DESTINOS DE TANTOS CARENCIADOS (RESPONSABLE DIRECTO EL ESTADO QUE DEBE HACERSE CARGO DEL SISTEMA MUNICIPAL). 2)LA DUREZA DE LAS PENAS A JOVENES POSIBLES DE RESCATAR A EXPERIENCIAS DE VIDA CONSTRUCTIVAS PARA SI MISMOS Y LA SOCIEDAD, VIA LA EDUCACION Y LA ESPERANZA DE SER MEJORES.
Samir Misleh M. | 20.12.2010
Sin perjuicio de que, personalmente, creo es imposible abstraerse a la magnitud de la horrible tragedia que significo la muerte de 81 presos en el CP San Miguel (Y menos aún al dolor de sus familias), me veo en la obligación de señalar que este reportaje incurre en profundas equivocaciones, tanto de forma como de fondo, a la hora de señalar las responsabilidades concernientes a la condena efectiva (Y eventual fallecimiento) del Sr. Ariel Henríquez. En primer lugar, me parece absolutamente ilógico el intento de trasladar la culpa (Moral, en este caso) al abogado Luis Vergara por la muerte del Sr. Henríquez. El Sr. Vergara, como víctima directa de un delito de acción penal pública, al denunciar dicho crimen, no hizo más que ejercer los legítimos derechos que, muy probablemente, cualquier ciudadano en nuestro país, en la misma situación, hubiera ejercido. No es el señor Vergara un ser humano sediento de sangre o un ensañado verdugo, como se insinúa en el reportaje, si no que una persona lesionada tanto en su propia intimidad personal como la de su familia (No es lo mismo un simple hurto o un “lanzazo” a que entren a robar a tu propio hogar) como a la propiedad privada. La gravedad del delito (Robo en lugar habitado) no es menor: nuestro legislador, ha decidido establecer una pena que parte en 5 años y un día de presidio para dicha conducta. Cabe preguntarse: ¿Si la víctima de un delito no puede ejercer las mínimas acciones legales ofrecidas por nuestro derecho, que otra solución le queda? ¿Pretenden acaso los periodistas que hubiera sido preferible la impunidad del delito (Para que no hubiera existido proceso alguno, ni cárcel para el imputado) o quizás que el Sr. Vergara tomara justicia de propia mano, como en tiempos pretéritos? Una segunda cuestión a señalar, es que se comete una grave desprolijidad a la hora de reprochar el que no se haya otorgado el beneficio de la libertad vigilada al Sr. Ariel Henríquez en su momento. Un rápido vistazo al Art.15 de la Ley 18.216 que regula las medidas alternativas a la prisión hubiera dado una certera respuesta: “Artículo 15.- La libertad vigilada podrá decretarse: a) Si la pena privativa o restrictiva de libertad que imponga la sentencia condenatoria es superior a dos años y no excede de cinco; b) Si el reo no ha sido condenado anteriormente por crimen o simple delito, y c) Si los informes sobre antecedentes sociales y características de personalidad del reo, su conducta anterior y posterior al hecho punible y la naturaleza, modalidades y móviles determinantes del delito permiten concluir que un tratamiento en libertad aparece eficaz y necesario, en el caso específico, para una efectiva readaptación y resocialización del beneficiado” Evidentemente, los requisitos señalados taxativamente por la ley 18.216 a efectos de establecer la libertad vigilada, no se habían cumplido. Tratándose la pena del Sr. Henríquez de las llamadas “aflictivas” (Esto es igual, o superior a 5 años y un día) , era absolutamente imposible que el juez de la causa decretara la libertad vigilada, so pena de incurrir en todas las consecuencias procesales y disciplinarias, que el fallar en contra del sentido expreso de la ley, establece. No esta demas recordarles, que la existencia de un informe presentencial de Gendarmería (Por muy favorable que sea), tal como lo señala el mismo Art.15, es tan solo uno de los tres requisitos copulativos necesarios para otorgar el beneficio de la libertad vigilada. Finalmente me gustaría señalar que las nefastas consecuencias del incendio en CP San Miguel claramente podrían ser evitadas con la existencia de una nueva regulación en materia de medidas alternativas, el control de la gestión de gendarmería o en una digna inversión pública en materia penitenciaria. Pero el culpar a las víctimas de los delitos por ejercer sus derechos o culpar a los jueces por seguir la ley al pie de la letra, no me parece lógico ni creíble.
| 20.12.2010
[...] This post was mentioned on Twitter by Montserrat Nicolas, Abelardo Caroca, René Naranjo S. and others. René Naranjo S. said: Demoledor relato de la realidad chilena @ciper Ariel Henríquez, el joven temporero que murió en cárcel de San Miguel http://bit.ly/f7eHFn [...]
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones
icono Donantes Institucionales

Donantes Institucionales

Ver más
icono +CIPER

Comunidad +CIPER

Ver más