Ir arriba

Comentarios (30)

Miguel | 23.07.2011
The Clinic. Para refrescar la memoria recuerden el discurso que dio Nibaldo Mosciatti  cuando recibio el Premio Embotelladora Andina 2011, el periodista puso en su lugar a muchos ultraconservadores que ostentan el poder factico.
Migue | 23.07.2011
Seria un muy sano ejercicio de conciencia el que los mismos que critican horrorizados e histericamente la portada de The Clinic, tuvieran una reacción proporcional en horror frente a las atrocidades cometidas por sacerdotes y protegidos por altos dignatarios de curia Chilena. Si alguna de las personas que participan de este foro creen que una portada de un diario debe ser sancionada, ¿que sancion caeria para los curas pedofilos?, estos mismos fundamentalistas ultraconservadores religiosos que creen que los hechos descritos son dignos de comparar sufren del mismo mal de los curas, no distinguen que es el pecado.
Antonio Vera | 09.02.2011
Discrepo totalmente. CCU tiene derecho a sacar sus avisos, es su plata, se trata de una empresa privada. El problema es de "The Clinic", que no ha querido eliminar la publicidad, y que debe, para tener total credibilidad, vivir de sus suscripciones, como lo hace por ejemplo el "Canard Enchaîné" en Francia, del que seguramente The Clinic también se inspira y que sin duda conocen bien. Cada vez da más la impresión de que la gente de "The Clinic" se está aburguesando, tal como lo hicieron los "jóvenes idealistas" de la Concerta. Les está gustando el éxito, y le aceptan propaganda incluso a basuras como Chilevisión. Eso sí, siguen teniendo artículos informativos y divertidos, y es por eso que a veces lo compro y leo. Tienen que dar el paso a la verdadera independencia estos cabros de The Clinic, si no quieren ser un burgués vendido más. Tienen pasta.
Graciela | 29.01.2011
Les felicito por su excelente trabajo, se nota un excelente profesionalismo, con respecto a the clinic, realmente no me tomo la molestia de ni siquiera ojearlo, pienso que el querer hacer periodismo no significa denostar a las personas ni menos ser avasalladores, porque lamentablemente todos no piensan como ellos ni aceptan sus irreverencias, parecen niños caprichosos a los que todo el mundo tiene que aguantarles sus impertinencias y falta de respeto, todo tiene un limite y al parecer estos señores no lo tienen
marta | 20.12.2010
Esto solo es parte del doble standar que existe en determinadas grupos sociales de este país llamado Chile. Se las dan de creyentes de la religión católica, pero no trepidan en pagar sueldos y salarios de hambre, en explotar a sus trabajadores a más no poder.Si fueran de verdad seguidores de las exigencias que impone el evanglio en cuanto a justicia, solidaridad, respeto por la vida humana,otro gallo cantaría.No cuesta nada golpearse el pecho y rezar un ave maría,eso se puede repetir de memoria,pero eso no significa un compromiso con lo profundo del menaje de Cristo. Creo que más insultante y grosero fue lo hizo la dictadura.
La irreverencia forzada de The Clinic « REVISTA JUPITER | 16.12.2010
[...] más simpático de todo es que hay destacados periodistas de reputados medios, como Ciper, que intentan justificar desde el punto de vista de la libertad de expresión y consideran una [...]
JP | 10.12.2010
ni CCU ni nadie impidió que saliera la portada de benedicto. el segundo párrafo se cae solo. si el retiro de la publicidad por razones ideológicas hubiera afectado a una publicación de ultra derecha, la autora estaría a favor?
Dámaso Laborde | 10.12.2010
Frecuentemente leo y promuevo CIPER por la calidad promedio de sus investigaciones, pero como en todo orden de cosas, aquí se pegaron un costalazo monumental. Como ya lo han dejado en claro muchos de los comentarios, la política de CCU no es censura en ningún lado. Presión económica, actitud matonesca o como quiera, pero no censura. Cuando uno lee la actitud tendenciosa del artículo en una publicación que estimaba rigurosa, se cae cualquier esperanza de que la gente de a pie obtenga información de utilidad. Nada se dice en la nota, en cambio (como si lo hiceron ver algunos comentarios posteriores) sobre la actitud de The Clinic por acoger el millonario avisaje de Hidroaysén, luego de haber despotricado contra ellos en ediciones anteriores. Eso es lisa y llanamente oportunismo. Todos tenemos nuestro precio, cierto, Pato?
gustavo | 09.12.2010
Viendo que clase de linea lleva el Clinic no es de extañarse lo del papa.Pero que CCu intervenga ya es algo fuera de contexto. The Clinic parece ser"demasiado" imparcial porque ahora publica un aviso,obligatorio al abrirlo, sobre la energia electrica que para generarla nos estan ahogando en contaminacion. Lo unico que va a sacar en esta linea se PERDER lectores...
Aluvión de noticias: « Blog de Mino | 09.12.2010
[...] naciste y te diré cómo serás de depresivo - Enlaza con un banner los mirrors de Wikileaks - Venga de quien venga, censura es censura - Protesta de los estudiantes italianos contra los recortes en educación - Libia amenazó a [...]
Jose Valderrama | 09.12.2010
No es posible exigirle a una empresa que contrate avisaje en un medio en particular, tiene todo el derecho a decidir dónde contratar, de lo contratio, mañana THECLINIC se va a quejar que no avisñe la muerte de mi madre en su semanario, por cuanto yo soy católico, o que no avisé mi matrimonio y eso atenta contra sus derechos. Es un hecho y un derecho, asociar una marca a un concepto editorial determinado, de manera que la marca no se lesione y que llegue directamente al público objetivo, por ello es que MATTEL no avisa cuando dan formula uno!!! Pensar que los particulares tiene que tener un deber por avisaje, llevará a matar a los medios, ya que les sale más fácil emitir sus propios medios y así nadie molesta.
César González | 09.12.2010
Algo muy importante obviado en el artículo es la acumulación de poder y la utilización de la cuota de poder que. The Clinic ha ganado, funando y ridiculizando en portada a cuanto ciudadano y / o político no era consustancial sus ideas políticas. Ahora pretende que ese poder se incremente a expensas de los mismos que ridiculiza, bajo el pretexto de Libertad de Expresión. ¿Quien en su sano juicio, un humano de este mundo, le daría dinero a quien pretende destruirlo y caricaturizarlo? ¿Los The Clinic lo harían? ¿Los izquierdistas de este mundo son tan idealistas y angelicales que actúan contra sus demonios? Las cosas claras, si la oferta es tan interesante, entonces captará la adhesión ciudadana, de otro modo, es armar el argumento del hombre de paja, para después lograr algunas prebendas con la justificación de la libertad de expresión.
hernán opazo | 09.12.2010
No es preciso ser "ultraconservador" para considerar grosero e irrespetuoso la portada de "The Clinic". Copmo cristiano me indigna.
Diego Poblete | 09.12.2010
Me parece increíble que cualquier cosa que les pegue en el ombligo a los señores periodistas sea calificada de "censura". A ver, hagamos algunas precisiones: . - El estado garantiza la libertad de expresión para todos. Si un privado o una institución usan esa libertad y un tercero estima que fue "dañado", está en su libre derecho de solicitar reparaciones a través de la justicia. . - El estado no limita la libertad de expresión en nada, salvo que afecte la seguridad interior del país y algunas consideraciones respecto a la edad de quienes reciben cierta información (niños). . Por ende: Si el diario "The Clinic" siente que lo censuraron, que haga la demanda pertinente en tribunales. Lo demás es paja molida. . Ahora, por supuesto que con un mínimo de análisis la dirección de ese diario no hará tal cosa, pues obviamente lo de la CCU no es censura. Las razones: Es de sobra conocido por todos que los diarios escritos no se mantienen económicamente por cuanto los compran, sino por el avisaje que ponen sus clientes. Y si al avisador no le gusta el diario, está en su legítimo derecho de cambiarlo. Si se lo critica por hacerlo se pasa a llevar otro derecho: su libertad de elección. . - Me parece de poco serio de un periodista decir que los privados "conservadores" no deben hacer esto con diarios "progresistas" porque el estado cuando lo manejaba la Concertación igual gastaba plata en diarios de "derecha" como en "El Mercurio". Es el típico argumento falaz del empate en la lógica de la guerra donde como nosotros les dimos, dennos ustedes también o viceversa. . Por último, me parece de un ego increíble que los periodistas asuman que retirar un aviso de The Clinic sea por una razón tan poco empresarial y comercial como un tema de ideologías sin ni siquiera indagar en las razones que pudo tener la CCU para hacer esto. Las empresas toman este tipo de decisiones basadas en muchas consideraciones, ya sea económicas, de diseño, publicitarias, financieras, de marketing, etc. Averiguen un poco antes de empezar a ver lo que quieren ver y escuchar lo que quieren escuchar. .
Dolores González | 08.12.2010
Concuerdo con el espíritu del artículo, idealista o no. Las empresas son libres de avisar donde se les de la gana y de financiar a los medios que se le plazca. El problema con los medios no tiene solución. Finalmente son las empresas las que terminan por orientar/limitar la información que nos entrega la prensa, es así que tenemos la prensa que tenemos, que dependen de los auspiciadores para poder subsistir y no del aporte que realizan los lectores a través de la venta (o de aportadores anónimos que no buscan publicidad ni lucro). No me es grato ver como empresas como Hidroaysén que con propósitos de limpiar la imagen pública, financian uno de los pocos medios que nos queda que consideramos aún independientes... ¿tendrá el coraje de denunciar las malas prácticas detrás de la aprobación de la central en el río Baker?
Edgardo | 08.12.2010
Sra. Lagos, Muy de acuerdo con Ud. En lo único que se equivoca es que, como dijo el Pato Fernández en el cuasi-debate con el representante de MueveteChile, es que la CCU no sacó ningún aviso de The Clinic, sino más bien ejerció presiones sobre un cliente para que sacara el avisaje de The Clinic del concierto Los Abrazos. O sea ejercio presión para perjudicar a The Clinic a tráves de terceros. Eso se llama matonaje (económico). En todo caso, aunque la CCU (mejor dicho el beato Jottar) y MueveteChile sólo le han hecho publicidad gratis a The Clinic.
Mane | 07.12.2010
Estoy 100% de acuerdo con el fondo de este reportaje, que es la dependencia y el rol fundamental que juega la empresa privada, a través de la publicidad, en la libertad de expresión de los medios de comunicación y cómo ésta es amenazada. Creo que hasta que el asunto no se independice van a seguir pasando casos como estos en los que la empresa privada "amenaza" quitando su publicidad. Una lástima para la democracia y los lectores, sea cual sea su creencia.
Hugo Marchant Q. | 07.12.2010
Cuando envío este comentario existen ya otros 9 publicados. Tres de ellos, 33%, salvaría en un exámen de comprensión de lectura. Congratulaciones Fernando, Dalia y Harold. Efectivamente. No se trata de "censura" lo que observamos. Como se partió clasificando mal la conducta de "Muévetechile", esta tergiversación provoca dificultad para decidir si lo obrado contra "Theclinic.cl" es o no una conducta aceptable. Es un caso de chantaje. Y mientras no se visualice de esta forma difícilmente podríamos ponernos de acuerdo. Chantaje puro y simple. Si ud no se comporta como yo exijo, no habrá postre. Y es lo más común de ver en todos lados. Estaremos todos de acuerdo en que es válido aplicar chantaje, presión económica o condicionamiento previo para lograr un cambio de conducta que se acomode con nuestros intereses? El fin justifica los medios? Suena parecido a "Deutschland über alles". Saque ud ahora sus conclusiones porque, de seguro, será un caso más sencillo y transparente de lo que aparenta.
Manuel Toledo-Campos | 07.12.2010
Usualmente se cae en errores al hablar de censura o afectaciones a la libertad de expresión. No sólo se trata de prohibición explícita, sino que también incentivar, presionar o recriminar, directa o indirectamente a un individuo o institución a raíz de un tema publicado o por publicar. Por tanto, CCU intimida y amenaza a The Clinic con el dinero que puede dejar de percibir, como una extorsión, pero legal aunque poco ética. No obstante las empresas tengan la libertad de invertir, también pueden presionar a limitar o dejar de tocar tópicos para su conveniencia. Por ello, el conflicto CCU-The Clinic no debe ser visto como un litigio válido y legítimo, dado que es moralmente reprochable la actitud publicitaria en dados casos de censura indirecta a medios de comunicación. Buen artículo en este respecto.
Venga de quien venga, censura es censura | 07.12.2010
[...] Venga de quien venga, censura es censura ciperchile.cl/2010/12/07/ccu-y-the-clinic-venga-de-quien-...  por ffuentes hace 3 segundos [...]
Oscar Andrade | 07.12.2010
El problema no radica en seguir lo que la actual ley de privados establece, dado su anacronísmo frente a las contingencias actuales, ya que el dinero no tiene opinión sino que los seres humanos. En una sociedad "democrática" donde la privatización avanza rápida y engañosamente abarcando cada vez más los rincones más inherentes al pensamiento y al quehacer humano, sin que se lleve a debate ni consulta acerca de ello y lo que significa, debe activarse necesariamente una revisión de la ley y su modificación, renovando el estado de derecho, en pos de un equilibrio de las libertades humanas, y no solamente velar por la libertad del capital en desmedro del ser humano al cual debe servir. Sino se quiere vivir en una sociedad en donde el totalitarismo del dinero reduzca la libertad de expresión, a su más mínima expresión. Un censurado.
Harold | 07.12.2010
Peras con manzanas. Según el artículo, todas las empresas deberían promocionar en The Clinic, porque tiene alta circulación. Y dónde queda el espacio para la conciencia empresarial? No digo que esté de acuerdo con CCU ni ninguna empresa en particular, pero encuentro tan legítimo llamar a boicotear a The Clinic como llamar a boicotear al McDonalds, y lo encuentro un derecho ciudadano extremadamente válido y poco violento. Y no pertenezco a ninguna iglesia, para ponerme el parche antes de la herida de futuros comentarios de personas que ven el mundo separado entre momios y rojos. Por otro lado, censura es prohibición. Nadie le ha prohibido a nadie publicitar en The Clinic. Los derechos ciudadanos corren en todos sentidos, no sólo de la corriente del pensamiento propio. Lo patético aquí ha sido la actuación de The Clinic. Básicamente están llorando por los pesos de CCU. Lo que ha quedado de manifiesto es que tanto The Clinic (como casi todos los otros medios) es simplemente un negocio. Lo leo, me gustan sus artículos, me río con las Piñericosas, pero sería. Es un negocio que se pone la camiseta "del Pueblo", tal como los políticos que tanto critica. Pero está bien, sin auspiciadores no podría funcionar. Así que ojalá se pongan las pilas y busquen más auspicidores, y dejen de llorar de alguna vez, abogando por las libertades de un sector, pero no de otros.
Luis | 07.12.2010
Siguiendo la linea de razonamiento del artículo, cada uno de nosotros actúa como censor cuando decidimos no participar en una transacción comercial. El que yo no compre El Mercurio (y no lo hago) significa que estoy censurando su linea editorial. Yo no comparto su linea editorial pero estoy dispuesto a que los dueños la expresen sin utilizar mi dinero. En el caso de CCU, un potencial consumidor de servicios de marketing en The Clinic, decidió no comprar avisos. El derecho de The Clinic a publicar no ha sido restringido, lo que sucedió es que un consumidor decidió no pagar por sus servicios, de la misma manera que mucha gente que se siente ofendida no compra la revista en el kiosko. Personalmente encuentro la tapa de la revista muy graciosa y creo que la revista tiene todo el derecho del mundo a publicarla. Al mismo tiempo, los avisadores tienen todo el derecho del mundo a poner avisos (o no) para lograr sus objetivos (en este caso vender más cerveza). Si quieres mostrar tu apoyo a la revista puedes comprar un montón de ejemplares o poner tu propio aviso. De ahí a acusar a los avisadores de censura hay mucho trecho.
Dalia | 07.12.2010
Creo que este hecho deja de manifiesto el extraño comportamiento del empresariado en Chile. No sé, no me queda claro si existe censura o no, y me da la impresión de que no se trata de eso. Lo que me llama la atención es el sesgo ideológico de la mayoría de quienes pertenecen a la clase empresarial chilena, que anuncia SÓLO en medios de derecha. Su mentalidad es tan conservadora que hay publicaciones de excelente factura dirigidas a ciertos públicos de poder adquisitivo (gays, lesbianas)que no cuentan con avisos. Algo que sólo ocurre en nuestro paisito pues. Por eso celebré cuando vi los primeros avisos en The Clinic, y ahora celebré también cuando vi avisos en Bio Bio y Mostrador de cierta empresa con proyectos que dañan el medioamebiente. No es desconocido que ningún medio escrito se sustenta sólo por las ventas. Lo que necesitamos son empresarios que dejen la biblia y su ideología de derecha de lado, y jueguen con las reglas del mercado. Sólo así podrá existir pluralismo en los medios de comunicación, que por cierto, también son empresas. Porque no conozco ningún medio de comunicación que sea una fundación de caridad.
Hernán Alvarado | 07.12.2010
Muy buen artículo. Espero que se lleven a cabo medidas, para ampliar la libertad de expresión de los medios. Es imprescindible, que la financiación de los medios de comunicación se lleve a cabo, a través de empresas privadas o públicas, pero esto no justifica coartar de gran manera la labor informativa del periodista para mantener a los auspiciadores. ¿Entonces donde queda la labor informativa del periodista?
guillermo | 07.12.2010
Creo Ud se equivoca, CCU tiene el derecho de quitar sus avisos cundo y como quiera. Los que equivocaron el camino son "The Clinic" que aunque sea un medio que ofrece critica puede hacerlo sin ser insultante y grosero. El articulo del The Clinic hubiese generado igualadhesion si en vez de poner una foto insultante del Papa el periodico hubiese escrito su articulo anunciandolo en portada pero sin su insulto. No se le puede pedir a la empresa privada que vigile las acciones de quienes acarrean sus avisos, pero si esos medios pasan de ser entes de informacion a ser fuentes de insultos, que los patrocine otros entes. La gente de The Clinic equivoco el camino. La empresa privada tiene que vigilar sus intereses primero, y despues seguir adelante con lo que considere mas propicio.
Fernando | 07.12.2010
Me parece que hay un par de impresiciones en el articulo, primero porque no hay una actitud de censura, nadie sacó de circulación el medio, nadie ha impuesto sanciones, ni siquiera nadie se ha puesto en la situación de "eliminar" o cerrar al Clinic. Censura no existe, lo que existe es que un avisador, que es CCU, que nunca ha avisado en dicho medio, solicitó eliminar el aviso de un evento que ellos patrocinaban. Segundo, claramente es un problema entre privados, que tiene mucho que ver con la problemática de donde, cuando y como poner el avisaje, y que se resuelve entre 2 partes. El problema es que para analizar este caso, tienes que hacerlo desde una perspectiva objetiva, lo que es improbable en muchos casos, ya que se interpreta como una actitud de censura, muy distinta a la que sufrió el Club de la Comedia, donde SI hubo censura. Finalmente, debemos considerar la "venganza" (?) del Clinic sobre el gerente general de la CCU y pensar en lo siguiente; Asi es como se actua o se debe actuar en los medios cada vez que se aleja un auspiciador?
Ciro Cáredenas | 07.12.2010
Que alguien necesite hacer publicidad de su producto no implica que esté obligado a avisar en cualquier medio, por mucha circulación que tenga. Mutilar ese derecho en favor de otro derecho de una publicación a expresarse como quiera es simplemente una estupidez. Por boludeces como esta es que a menudo los izquierdistas nos hacen dudar de su salud mental. [+]
| 07.12.2010
[...] This post was mentioned on Twitter by ciper chile, Juan Pablo Figueroa, Javier_S, Alvaro Salazar , Rodrigo Miranda and others. Rodrigo Miranda said: Lea más de la censura de CCU a The Clinic https://ciperchile.cl/2010/12/07/ccu-y-the-clinic-venga-de-quien-venga%E2%80%A6-censura-es-censura/ [...]
Enzo | 07.12.2010
Discrepo con usted. En mi opinión CCU puede asociarse a la marca que quiera, pues su inversión (si, es su dinero y decide usarlo en publicidad, como podría usarlo en promotoras de verano y no poner un peso en ninguna revista) busca generar ingresos y valor como marca (como cualquier campaña de Marketing por lo demás), y si una imagen ofensiva los afecta (por ejemplo, si consumidores católicos dejaran de tomar cerveza :D ), pues bien que retire su dinero. Pero ojo, que para el otro lado también funciona y el Clinic tiene todo el derecho a buscar que los consumidores castiguen a CCU, por ejemplo si la gente decide boicotear la marca y dejar de tomar Escudo... Encuentro por lo tanto que su razonamiento no es correcto. Plantear que el avisaje no es un asunto de mercado desemboca en que o bien no debiera haber financiamiento privado de medios de comunicación, o bien las empresas no son libres de financiar medios que los representen. La publicidad si es un asunto de mercado, y las empresas como el Clinic deben ser capaces de buscar otros avisadores (en el fondo CCU esta perdiendo a mucha gente a la cual llegar, y ellos verán como responden a sus accionistas). Asumir un rol garante de derechos por parte de las empresas es algo que no da para comentarios, es el estado quien debe garantizar estos derechos. La responsabilidad social de una empresa no se mide por si avisa o no en este u otro medio, es una visión súper limitada. Y mas aun, no se hace cargo del efecto en empresas que podrían dejar de anunciar (para que, si quizás usaran el dinero para denigrar la compañía?) Finalmente, en su sesgo olvida que el marketing es un invento y parte del mercado (aunque no le guste) y por ende debe ser regulado con mecanismos de mercado (como incentivos economicos por ej.) Su visión autoritaria cree que se puede forzar al mercado solo por moral o ética, pero no da argumentos comparados donde esa política haya tenido resultados ni propones una alternativa seria. (se ha hecho en otro país? ha dado resultados? porque al revés es cosa de recordar a Tiger Woods y los contratos que perdió). Las empresas al igual que las personas funcionan bajo incentivos correctos y no bajo los sueños de personas como la columnista. Así que veo la columna como un enojo que entiendo (a mi también me molesta que CCU sea tan ingenua como para hacer algo así, y me encantaría verla pedir perdón por los millones de consumidores que perdió por esta estúpida postura), pero tu argumentación es muy contra el mercado y eso convierte tu grito e protesta en una serie de sueños y declaraciones sin valor practico
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones
icono Donantes Institucionales

Donantes Institucionales

Ver más
icono +CIPER

Comunidad +CIPER

Ver más