Ir arriba

Comentarios (14)

Renato | 01.08.2011
cuando el hijo de mi General Scneider era un cadete, yo era un soldado conscripto del regimiento "Maipo" de Valparaíso. La cruel noticia nos "pilló" en la cuesta Barriga entre Stgo y Valpso. El día anterior por la tarde se nos informa por parte del Comandante del Regimiento, que la unidad se tenía que desplazar en lo que en aquel tiempo escuché llamar "maniobras" y por cierto no sabíamos el destino. Finalmente pudimos enterarnos cuando después de un vuelo de 4 aprox. nos bajaron en Punta Arenas. El Batallón "Maipo" volvió justo dos meses después y sólo allí pude conocer más detalles del crimen perpetrado. Gracias mi General por toda esa enseñanza y preocupación por su Ejército, cada vez que leo su nombre en alguna Avenida, calle o Población me obligo a pènsar en Ud.- A los bárbaros asesinos les llegará algún día la noche.
pablo | 04.01.2011
Una consulta, ¿la llamada "doctrina Schneider", seguida, tras su muerte, por el general Prats es materia de estudio en la formación de los oficiales del Ejército y es tratada en los libros de Historia de Chile en la educación media?
Eduardo | 05.11.2010
El caso del General Schneider, un crimen de la derecha, acompañados de los imbeciles y tontos utiles de uniforme, que siempre siguen los postulados de quienes ejercen el poder economico, nunca los de uniforme que se comprometen en este tipo de felonias tienen siquiera un dedo de frente y siempre terminan denostados como los cerebros del evento; siempre son la mano del gato con que se sacan las castañas del fuego. Los civiles que incitaron o mejor dicho los intelectuales del magnicidio, a sabiendas quienes fueron, jamas les pasaron la cuenta, salvo los que participaron en el asesinato, tal cual sucedio en la dictadura de Pinochet. Los civiles que usaron a sus propias mujeres como meretrices, para protestar en las puertas de los cuarteles ¿donde estan ahora?, "Honorables servidores publicos, dignos representantes de la comunidad, ejemplares padres de familia,exelentes parlamentarios y probos srs. de la honestidad, para adueñarse o mejor dicho apropiacion indebida,de bienes de particulares y del Estado, los unicos presos son los de uniforme que se creyeron el cuento de los civiles y han seguido en sus empresas ganando dinero a costa de todos los ciudadanos de esta Republica. Este general no se vendio ni escucho cantos de sirena, merece toda la honra de la ciudadania, civil y militar que realmente tiene conciencia, educacion, cultura y claridad de que es la civilidad.
veronica silvia carvallo prenafeta | 04.11.2010
Representa una parte importante de la historia y a las fuerzas armadas quenecesitamos, no las que se comprometen con los enemigos del pueblo y defienden los intereses de políticos de derecha y permiten la intromisión de intereses extranjeros en nuetro país.
gustavo | 03.11.2010
Al leer lo que la prensa de la epoca consigna en sus titulares,ademas lo que se ha ido publicando a lo largo del tiempo, se tiene la impresion que nuestro ejercito fue correcto hasta la infausta mñana del martes 11 de septiembre del 73.Schneider fue una victima inocente de pasiones politicas desatadas que aun hoy sobreviven.Si inmolo su vda fue porque su pensamiento era recto y sabia que un ejercito mal dirigido era una bomba de tiempo,que dividiria a los chilenos inexorablemente,como se ha visto en el devenir de los acontecimientos posteriores. El libro, escrito por un cadete de ese entonces, aclara algunos hechos que serviran para reflexion de unos y remordimineto de otros...si es que tienen conciencia.-
Patricia | 02.11.2010
Nunca es tarde para conocer la verdad acerca de los acontecimientos que terminaron con el asesinato del Gral. Schneider. Tanto su familia como el pais lo necesitan, ya que él es parte de los honorables que han servido al ejercito. La verdad le hace bien a nuestro país y se hace justicia con un hombre de honor. Bien por la familia Schneider y por nuestra Patria
Claudio Valdes silva | 30.10.2010
La historia ha puesto a mi general Schneider en el lugar que le corresponde, un hombre de honor, de valores intransables, un gran chileno. Honor y Gloria a nuestro comandante en jefe, los chilenos no hemos olvidado su legado.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones
icono Donantes Institucionales

Donantes Institucionales

Ver más
icono +CIPER

Comunidad +CIPER

Ver más