Ir arriba

Comentarios (14)

lezi Nuñez sanchez | 14.03.2014
Yo creo que la salud y la educacion son temas importantes, por que aca en chile piden tanto y exijen tanto a los peruanos sobre todo, y en Peru no les exijen a uds. A los chilenos se les da toda posibilidad, yo lo vivi muy cerca, mi compañera de colegio era chilena y sus padres tambien y ella se opero bien, ahora tengo mi hijo con apendicitis y no lo pueden atender porque no le hice los papeles y tiene 17 años, esta estudiando y no se que hacer
Monica Muñoz | 06.03.2009
Recordemos cuantos de nuestros chilenos fueron recibidos en el tiempo de la DIASPORA, en otros paises.El derecho a la Salud , es eso , un derecho y no se puede negar aunque sea requete extranjero.Yo trabajo en un Consultorio y nunca nuestra jefatura ha negado la atención a un extranjero y yo lo atiendo igual, aunque me hagan un sumario.No me interesa que Perú y Bolivia no tengan una politica de puertas abiertas con Chile.Ese es problema de las superestructuras.Yo estoy en la vanguardia y hay que actuar con solidaridad.
Ernesto | 30.12.2008
Hermanos peruanos no se aflijan tanto ya que la salud en Chile es mala para todos al igual que la educaciòn y lo peor de todo carìsima, con precios de primer mundo en un paìs pobre.
pablo 911 | 03.12.2008
CON EL MAYOR RESPETO A TODOS LOS EXTRANJEROS EN CHILE , DESEO DAR MI OPINION.. QUE SEPAN TODOS LOS CHILENOS, QUE NUNCA EN LA HISTORIA DE LAS RELACIONES CON LOS PAISES DE "PERU Y BOLIVIA" ESAS NACIONES HAN TENIDO PARA CON CHILE LA POLITICA DE LAS "FRONTERAS ABIERTAS" PORQUE PARA ELLOS SIEMPRE NOS CONSIDERAN SUS ENEMIGOS, CON RAZON O SIN RAZON, A ELLOS EN SUS PLANES DE ESTUDIOS DESDE LA BASICA SE LES INCULCA EL ODIO ASIA NUESTRA NACION, BOLIVIA-- HA MARCHADOS VARIAS VECES HASTA LA FRONTERA PARA PROVOCARNOS. PERU.-- SON INCONTABLES LAS VECES QUE HA CREADO SITUACIONES GRAVES CON NUESTRO PAIS,NO OLVIDEMOS QUE CUANDO SE TUVO EL PROBLEMA CON LOS ARGENTINOS EL AÑO 1978, EL GOBIERNO DE LAS FUERZAS ARMADAS DE ENTONCES REFORZO CONTUNDENTEMENTE LA FRONTERA PERU-BOLIVIANA, PUES SE SUPO DE LAS INTENCIONES BELICAS DE ELLOS. ESTO LO DIGO RESPONSABLEMENTE,Y NO PORQUE SIENTA ODIO POR ESTOS VECINOS, ESTOY SEGURO QUE LA GRAN GRAN MAYORIA DE LOS CHILENOS NO VIVIMOS PREOCUPADOS DE LA GUERRA DEL " 1879 " LUEGO SE CUMPLIRA "UN SIGLO Y MEDIO " Y ELLOS SEGUIRAN COMO SI TODO HUBIERA SUCEDIDO AYER. NO OLVIDEMOS TAMPOCO LAS PALABRAS DEL COMANDANTE EN JEFE DEL EJERCITO PERUANO, " QUE CHILENO QUE ENTRE A PERU SALDRA EN UN ATAUD, Y QUE SI FALTAN SE USARAN BOLSAS PLASTICAS, NO SE SI LAS DIJO PORQUE EN ESTOS MOMENTOS EXISTE UN CONFLICTO NO MENOR EN QUE SE ESPERA EL FALLO DE LA CORTE INTERNACIONAL DE LA HAYA, OJALA TERMINE BIEN PARA LA TRANQUILIDAD DE AMBOS PAISES Y POR ULTIMO EL AÑO 1973 DESPUES DEL PRONUNCIAMIENTO MILITAR, NI PERU -- NI BOLIVIA- ABRIERON LAS FRONTERAS A LOS CHILENOS, RECORDEMOS QUE FUERON PAISES EUROPEOS- LOS QUE RECIBIEERON A NUESTROS COMPATRIOTAS Y TAMBIEN MEJICO, Y OTROS MAS. PERO NO FUE NINGUNO DE ESTOS DOS PAISES EL QUE LOS ACOGIO. DEBEMOS TENER MUCHO CUIDADO CON LA POLITICA DE FRONTERA ABIERTAS CON LOS VECINOS QUE NUNCA HAN DEJADO DE MIRAR CON OTRAS INTENCIONES, CREO QUE TENER "100.000" PERUANOS EN CHILE ES UN PELIGRO LATENTE CON ESTA OPINION NO DESEO QUE NUESTROS COMPATRIOTAS TENGAN UN TRATO DISCRIMINATORIO HACIA ELLOS, POR EL CONTRARIO, ELLOS MERECEN SER TRATADOS IGUAL A CUALQUIER CHILENO QUE RESPETA LA LEY CHILENA.
Südamerikaner | 29.09.2008
muy buen artículo. Para mi el mayor problema es la influencia que estos individuos pueden ejercer desde su cultura. es una visión totalmente distinta, además su color de piel en muchos casos acabara con todo equilibrio en Chile, seremos un Estado más de "Latino"america, llenos de gentes de todas las razas con increibles porcentajes de mestizajes y "una" culturaque a la vez será ninguna.
MANUEL | 03.09.2008
Muchos tienen razon, no somos un pais desarrollado para albergar a tanto extranjero, debemos preocuparnos de nosotros primeros, de nuestros cesantes, de nuestros jubilados con su miserable pension, de tener mas doctores chilenos en los consultorios y de todas las especialidades, citase psicologos, otorrinos, kinesiologos, por nombrar algunos, de dar una educacion de calidad e igualitaria para todos, de sueldos justos, de eso debiera preocuparse el gobierno, de tener a su gente contenta y tranquila. una vez cumpido eso abrir las puertas a extranjeros y asi todo a extranjeros profesionales, que hagan un aporte al pais no un retroceso, como se aprecia en Santiago donde, no todos por supuesto, vienen a robar, vagar y emborracharse provocando desmanes en la via publica. asi como estamos ahora no estamos en condiciones de ser un pais que reciba a miles de extranjeros. Yo estuve en suiza viviendo un tiempo. pero el pais tiene los recursos, infraestructura y tiene a su gente sin problemas, todo suizo tiene su pega asegurada, nosotros los extranjeros medios hacemos las pegas sucias, y se nos paga en inferior manera pero asi y todo se vive bien. nosotros no somos suiza.
felipe | 16.06.2008
Me parece muy cierto lo que escribió uno de los chicos, no estamos en Australia ni en otro lugar desarrollado. Entonces no seamos tan engrupidos, primero preocupemonos de nuestra gente, y luego si se puede ayudar fenomenal, sin importar la nacionalidad. Otra cosa, siempre que se va de visita a un lugar se debe respetar las normas ahí establecidas, de otro modo no vayas. En relación a que algunos grupos quieren traer sus malos hábitos a nuestras comunas.(acá ya tenemos suficientes)
Raúl Troncoso | 22.03.2008
No se engañen: no podemos seguir recibiendo extranjeros que en la práctica sólo son mano de obra barata. Cuando China entré en crisis económica y, por su peso en la economía mundial, también nos agarre a nosotros (China nos compra gran cantidad de materias primas), Chile entrará en crisis, aumentará la cesantía y tendremos a miles de chilenos empobrecidos los que que necesitaran las pegas que hoy hacen los peruanos.
Lilia Núñez | 02.03.2008
Pese a su buena intensión, el artículo cae en el sensacionalismo periodístico, lo que le resta seriedad. El uso de términos como "ilegal" (ningún ser humano lo es), "situación explosiva", "perdonazo", así como la alusión peyorativa que se hace de la comunidad peruana, termina desinformando a la opinión pública y en la práctica alimenta una reacción adversa contra los inmigrantes vecinos. Sincerar y transparentar las cifras migratorias, en lugar de seguir ocultándolas resulta sano para la gestión pública. La regularización de extranjeros indocumentados no es por lo tanto ningún perdonazo, es la medida administrativa mínima que todo estado que requiere de trabajadores e inversionistas extranjeros como es el caso de Chile, está obligado a garantizar, si no quiere aparecer ante la comunidad internacional como un transgresor de sus propias leyes constitucionales que reconoce derechos y libertades básicas a todas las personas que viven en el país (léase no sólo a quienes han nacido en él). Sería bueno que las autoridades sectoriales y comunales se den un tiempo también para leer y sobre todo aplicar la "Convención de la ONU que protege los derechos de TODOS los trabajadores migrantes y SUS FAMILIAS" vigente en el país desde julio del 2005. El caso de la salud pública merece mención aparte. Es paradógico e incomprensible que mientras casi la mitad de profesionales que trabajan en la salud pública chilena son de origen extranjero principalmente del área andina, médicos, especialistas, enfermeras, tecnicos, de muy buen nivel que año a año vienen a suplir la ausencia de sus colegas chilenos que desiden emigrar a paìses más desarrollados, se siga por otro lado discriminando a inmigrantes de menos recursos sólo por el hecho de tener tal o cual nacionalidad, esa prática nefasta debería ser sancionada. No se necesita saber la "cultura" de una persona para atender un embarazo o una peritonitis, estos casos tienen el mismo proceso en cualquier parte del mundo, lo que se requiere es erradicar de nuestras conciencias de una vez por todas el flagelo de la xenofobia, que frente a las mujeres migrantes se mezcla cotidianamente con la misoginia, dos costras culturales que aún nos pesa. Si los profesionales de la salud quieren conocer la cultura de sus vecinos, debieran darse un paseo por Ecuador, Bolivia, Perú y disfrutar de las maravillas que estos paìses le pueden brindar especialmente en materia cultural, tan simple como eso. Harían muy mal en querere aprender de los casos raros y excepcionales que los hay en todas partes. Finalmente no hay que asustarse por que los extranjeros adquieren derechos de residencia y regularizan su vínculo laboral con ello se resuelven muchos abusos que solo enriquece a unos cuantos inescrupulosos. Un extranjero documentado puede pagar su previsión, ahorrar, comprar una vivienda digna, invertir en emprendimiento, educarse mejor, vivir sin temor, en libertad, recrearse, etc. es decir realizarse más plenamente. Con ello, es la sociedad la que gana incluyendo a la comunidad extranjera. Atentamente Lilia Núñez
Lilia Núñez | 02.03.2008
A pesar de su buena intensión, el artículo cae en el sensacionalismo periodístico y le resta seriedad. El uso de términos "ilegal" (ningun ser humano lo es),"situación explosiva" "perdonazo" y otras más peyorativas referidas específicamente a la comunidad peruana, mostrando casos particulares como lo representativo del conjunto de la colonia, sólo logra desinformar y alimentar las reacciones adversas locales contra los inmigrantes vecinos. La sensación al leer el artículo es que el autor está en contra de la regularización de inmigrantes que residen, trabajan e indudablemente aportan al desarrollo del país, no sólo en el plano económico sino en el patrimonio social, cultural y polìtico, ta como ha ocurrido históricamente. La regularización de extranjeros indocumentados no es ningún "perdonazo", por el contrario es la medida administrativa mínima que todo estado que requiera de trabajadores e inversionistas extranjeros como es el caso de Chile, esta obligado a cumplir si no quiere aparecer ante la comunidad internacional como el transgresor de sus propias leyes constitucionales que garantiza derechos y libertades a todas las personas que viven en el terriorio nacional (léase no sólo a los nacidos en él) y de la Convención de la ONU vigente en el país desde el 2005 y q. Sincerar y transparentar las estadísticas migratorias es indudablemente mas sano que seguir ocultándolas
Eduardo | 29.01.2008
Hay un dicho, que me parece muy atingente a este caso y es la CARIDAD EMPIEZA POR CASA, me parece que vivo en otro Chile, en dónde solamente al inmingrante se le violan los derechos laborales o no se le atiende en el sistema de salud ¿?, grogy, esa es la diferncia de no conocer el Chile real, el no ver como todos los días, nuestros compatriotas son avasallados en sus derechos. Por otra parte, hay una diferencia abismante entre irse a un país con recursos económicos para recibir inmingrantes, que irse a un país tercer mundista como nosotros, en dónde el inmingrate viene a competir directamente con las clases más humilde y desprotegida de nuestros nacionales, es falso que vengan a trabajar dónde los chilenos no quieren, la verdad es que vienen a reemplazar a los chilenos, a bajar las remuneraciones y condiciones laborales de los trabajadores más humildes, ante ese escenario claro que se genera xenofobia. Además, cuando te vas a un país desarrollado a trabajar no te pagan $80.000, ni lavando platos y aca ese es el sueldo de los peruanos, cómo se puede competir contra esa mano de obra, si tú tienes que pagar arriendo, vestir a los niños, darles de comer (porque tienen la mala costumbre de querer comer todos los días), etc., por eso con los ojitos abiertos hay que denunciar a los empresarios que pagan esos sueldos de hambre y a las autoridades que protegen al empresariado permitiendo esta explotación, que al final termina afectando a todos y todas. Hay que decir las cosas por su nombre, se trata de simple trafico de personas, para enriquecer a unos pocos y perjudicar a la mayoría...
Elizabeth | 12.01.2008
Muy interesante el artículo y probablemente una alerta para lo que vendrá. Existe la Convención Internacional sobre los derechos de los trabajadores migratorios que Chile firmó y ratificó en las fechas que se indican Chile 24 Sep 1993 21 Mar 2005 ver http://www2.ohchr.org/english/bodies/ratification/13.htm#reservations Entre sus normas se encuentra el artículo 28 que dice: "Los trabajadores migratorios y sus familiares tendrán derecho a recibir cualquier tipo de atención médica urgente que resulte necesaria para preservar su vida o para evitar daños irreparables a su salud en condiciones de igualdad de trato con los nacionales del Estado de que se trate. Esa atención de urgencia no podrá negarse por motivos de irregularidad en lo que respecta a la permanencia o al empleo." Como para tenerla presente o publicarla en aquellos lugares donde se ha olvidado lo que indica la Declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 1 y copio textual, el énfasis en mayúscula es mío: " TODOS LOS SERES HUMANOS nacen libres e IGUALES en DIGNIDAD y DERECHOS y, dotados como están de razón y conciencia, DEBEN COMPORTARSE FRATERNALMENTE los unos con los otros." Nos falta más tolerancia y más fraternidad cotidiana.
ja | 11.01.2008
Daniela Aceituno me dio impresion que Chile todavia genera gente decente. me alegro' leer su carta. JA
Daniela Aceituno Silva - Estudiante de Trabajo Social UTEM | 08.01.2008
Si vas para Chile... La ausencia de una política migratoria intercultural podría decir, es un importante factor condicionante de situaciones de exclusión para los y las migrantes en Chile. El no contar con un paraguas jurídico social, capaz de entregar una protección efectiva a nuestros-as hermanos-as latinoamericanos-as siginifica el no reconocimiento de los Derechos Humanos de ellos y ellas y; en definitiva la negación de su existencia. La ausencia además, de una ley anti discriminación y de una ley de refugio, también generan todas las situaciones anunciadas anteriormente, que trae como resultado funcionarios sin capacitación adecuada, servicios con escasez de recursos, dificultades para encontrar trabajo sobretodo en el caso de los solicitantes de refugio quienes obtienen un permiso especial que dura 6 meses, que deben ir renovándo y que además provoca inseguridades para el empleador que desea darles el trabajo, porque hablar de contratación, son palabras mayores. Mujeres y niños, hombres y adultos mayores, son discriminados en su cotidianeidad, por el color de su piel, por la forma en como hablan, por sus costumbres culturales, etc. Esta discriminación se sirve de la abundamente mesa de los Mitos que son productos de los miedos que como nación podríamos tener a lo desconocido. Los-as migrantes-as por ejemplo no nos podrían venir a quitar el trabajo, porque ellos-as hacen el trabajo sucio que hoy día chilenos-as no deseamos hacer. Además, ellos-as cuentan ya con un capital humano que sea alto o bajo, cualificado o no, es una experticie y experiencia en la cual el país de origen no ha necesitado invertir. Que no se nos olvide que tenemos una historia de exiliados pidiendo refugio en otros países, que nos se nos olvide que por cada extranjero que hay 3 chilenos hay en el exterior y que tampoco se nos olvide... que esta dulce patria da el asilo contra la opresión. Por ello, es tiempo que hoy el Estado responda a este fenómeno, porque la migración no es un problema, sino un hecho natural, que legítimamente, ha estado presente en el desarrollo y evolución del ser humano, y probablemente lo seguirá estando. Atentamente, Daniela Aceituno Silva, estudiante de Quinto año de Trabajo Social de UTEM. E mail: dd.aceituno@gmail.com
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones